viernes, 10 de marzo de 2017

“Planes de pensiones ¿el timo de la estampita? pocos gestores se merecen las comisiones que cobran”

Dolores Dueñas envía un correo electrónico muy breve, pero con una denuncia, que se va generalizando entre cientos de ciudadanos: "Me siento estafada con mi Plan de Pensiones. Estafada fiscalmente y estafada por la gestión que han llevado a cabo en el banco en más de una década. A punto de jubilarme, me reuní hace unos días con el director de la sucursal para calcular lo que añadiré a mi pensión del Estado. Repasé la proyección una y mil veces. No he ganado nada ¿Esto me ha sucedido sólo a mí? ¿Conocen más casos?", nos pregunta. Le ofrecemos desde aquí el siguiente enlace:  Un estudio dirigido por Pablo Fernández Profesor de Finanzas del IESE señala que en el periodo diciembre 2000 - diciembre 2015, la rentabilidad anual media del IBEX 35 fue 4,62% y la de los bonos del Estado a 15 años 5,40%. La rentabilidad media de los fondos de pensiones fue 1,58%. Entre los 322 fondos de pensiones con 15 años de historia, sólo 2 superaron la rentabilidad del IBEX 35, y sólo 1 superó la rentabilidad de los bonos del Estado a 15 años. 47 fondos tuvieron rentabilidad promedio ¡negativa! Los fondos de pensiones tenían (diciembre 2015) 7,8 millones de partícipes y un patrimonio de €67.621 millones.


El estudio concluye que "Cuando un inversor entrega su dinero a una gestora de fondos para que se lo gestione, espera que obtenga una rentabilidad superior a la que puede obtener él sin conocimientos especiales. Y, por ello, está dispuesto a pagar una comisión anual superior al 2% en muchos casos. Sin embargo, los datos indican que pocos gestores se merecen las comisiones que cobran.

El resultado global de los fondos no justifica en absoluto la discriminación fiscal a favor de los mismos. En todo caso, el Estado podría “animar” a invertir en algunos (pocos) fondos de inversión, pero no indiscriminadamente en cualquier fondo de pensiones. En varios casos, los inversores en fondos de pensiones perdieron la desgravación fiscal que les regaló el Estado para inducirles a invertir en dichos fondos en menos de 5 años (vía comisiones e ineficiencias en inversión y gestión). El Estado puede tener alguna responsabilidad en las pérdidas que siguen sufriendo muchos contribuyentes pasados esos 5 años.
 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m