martes, 5 de julio de 2016

Pensiones: lo que ya se está diciendo

Ya se está diciendo claro: Portada de El País del Sábado 2 de Julio : "La 'hucha' de las pensiones ya sólo tiene para tres pagas". Es decir, como las pagas extras se han estado pagando a cuenta de la caja de reserva, como la suma de las pagas extras de Verano o Navidad oscila entre los 7 y los 8 mM€, y como en la hucha quedan 25 mM, la tendencia indica que los jubilados no van a poder percibir la paga extra de Junio del 2018.

Hay otras opciones, claro.
1) Que se saquen de la Seguridad Social las pensiones de viudedad y orfandad y se pasen a presupuestos generales, pero entonces, o aumenta la recaudación (el presupuesto del 2016 preveía que los ingresos aumentarían el 6% y a 31 de Mayo crecían el -2,8%), o se crean nuevos impuestos (a pagar más), o se deja de gastar en otras cosas (¿en educación y en sanidad? ¿en carreteras y se baja más velocidad para compensar la falta de mantenimiento?).
2) Que se reduzcan las pensiones más elevadas, esas megapensiones de rico millonario de 2.000 euros y que se vaya bajando en la escala de pensiones: las de 1.700, las de 1.500, … Con efectos retroactivos, naturalmente; e independientemente de la base sobre la que se ha cotizado, evidentemente. ¿Cómo se explicará eso a los actuales pensionistas? Ni idea, pero algo se les ocurrirá, por ejemplo que ‘la desalmada Comisión Europea obliga a hacer eso’. (No es previsible una horda de enfurecidos pensionistas españoles arrasando la sede de la Comisión, ¿verdad?).
3) Que se recorten todas las pensiones proporcionalmente y seguir recortando hasta que, en cada momento, los ingresos se vayan igualando con los gastos.
Los políticos dirán lo que crean oportuno decir, pero lo único cierto es que el gasto en pensiones lleva una senda ascendente y los ingresos descendente, consecuencia de un paro enquistado, de unos salarios congelados o a la baja, de un empleo cada vez más precario, ...
¿Qué pienso yo que va a suceder? Pues que no se va a hacer nada de nada ni se va a comentar nada sobre el tema, y cuando llegue Junio del 2018, un cargo de cuarto nivel de la Seguridad Social dirá: ‘Lo sentimos, pero este año no se puede pagar la extra de Navidad’, no lo dirá en una línea sino en 280, pero el sentido será el mismo. Y bueno, tal día hará un año.
Por ese motivo llevo diciendo desde hace tiempo que si quienes trabajan no quieren perder poder adquisitivo (y si no tienen ahorros por varios millones) no se jubilen. ¡No se jubilen!. Hasta que salga una ley que obligue a hacerlo, claro.
Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. IQS School of Management. Universidad Ramon Llull.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m