jueves, 26 de mayo de 2016

Inversión vs Emoción, un mal dúo

A estas alturas, todo inversor debería saber ya que lo racional es vender cuando los activos están caros y comprar cuando están baratos. O que no conviene andar entrando y saliendo del mercado, sino adoptar una estrategia a largo plazo y mantenerla. Sin embargo, con cada nuevo movimiento del mercado, comprobamos que los inversores se dejan llevar por emociones tan básicas como la codicia o el pánico, normalmente con resultados desastrosos.
“Los seres humanos estamos diseñados para actuar”, explica Stephen Wendel, responsable de Ciencias del Comportamiento en Morningstar y uno de los ponentes que participaron en la edición de este año de la Morningstar Investment Conference. “Ante una situación de incertidumbre –una crisis, un cambio en nuestras vidas, el lanzamiento de un nuevo fondo…– tenemos miedo a no hacer nada, cuando en realidad esa suele ser la mejor opción”. De hecho, son numerosos los estudios que demuestran que los inversores que más rotan sus carteras son los que peor se comportan en términos relativos a largo plazo.

Noruega, aún más

Como ya le he contado tengo una amiga que reside en Noruega. Hace unos días me remitió un mail:
“Acabo de ir al súper del Pueblo donde vivimos (unos 4.000 hab.) y debajo de las naranjas había este cartelito. Dice así:
"Para que todos nuestros clientes puedan beneficiarse del precio de oferta de las naranjas (2,5 kr/kg (1eur aprox. 10 kr) hemos limitado la venta a máximo 5kg por cliente. Atentamente, el súper del pueblo."

EE.UU. soportará las subidas de tipos, el resto del mundo no

Cada vez está más asumido que la Reserva Federal de EE.UU. subirá sus tipos en junio o julio. De hecho, los inversores empiezan a descontar de forma positiva que esta subida sea debida a una mejora de la economía del país y de la caída de la incertidumbre global. Por ahí todo parece correcto.
Ahora bien, hay un hecho que parece estar pasando desapercibido para el mercado: El aplanamiento de la curva de tipos en EE.UU.
La curva de rendimiento es utilizada para adivinar la evolución económica, y ahora nos está diciendo que el mundo no puede manejar un alza en la subida de tipos, incluso si América sí pueda. Así lo afirma Ben Eisen en el Wall Street Journal. Eisen señala:

martes, 24 de mayo de 2016

Más presión sobre la deuda de España e Italia, ante un verano con gran carga política

Los costes de financiación de los endeudados países del sur de Europa subieron el jueves, alejándose aún más de los niveles mínimos de Alemania, mientras los inversores evaluaban una serie de acontecimientos políticos potencialmente perturbadores para los próximos meses.
La brecha entre el rendimiento de los bonos italianos y alemanes a 10 años se extendía a su mayor distancia en nueve semanas, mientras que el equivalente en Portugal subió a su mayor nivel en casi un mes.
Un panorama incierto para la economía internacional se ha sumado al nerviosismo sobre acontecimientos como las elecciones españolas del próximo mes y el referéndum británico sobre la adhesión de la Unión Europea para alejar a los inversores de los activos de riesgo.

Emigración

Hace unos días recibí un mail:
“Le escribo desde Lituania. Le leo diariamente en La Carta de la Bolsa.
Me ha llamado la atención su comentario de 2015.11.30 (http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/los_trece_problemas_de_la_economia_espanola_y_algunos_posibles_paliativos_2)  sobre la industria del automóvil en España. Curioso que no haya ningún proyecto como los hay y ha habido en países como Italia, Suecia, Holanda, etc., para fabricar coches de gama muy alta y series muy cortas. Ingenieros parece haber, experiencia industrial y de fabricación también,…
 No sé, yo me fui del país con 24-25 años y ha sido no volver la vista atrás. Desde el inicio de la crisis se han venido confirmando todos mis “augurios”. El país está muerto. Y además es un país en el que muchos se matan a ahorrar para salir dos semanitas al Este de Europa a correrse un par de juergas para desahogarse, pero en el que todavía se piensa que la emigración, incluso la bien planeada, es algo “malo” y que conlleva un sinfín de sufrimientos y carencias (es que como la tortilla de patatas de mama en casita, nada…)”
Mi respuesta fue:

m