miércoles, 17 de septiembre de 2014

El regreso de las Guerras de Divisas

Cuando la economía de un país crece muy lentamente, los remedios estándar a corto plazo son aumentar el gasto público, reducir los impuestos o reducir los tipos de interés. Cuando ninguna de estas opciones está disponible, los gobiernos recurren a menudo a depreciar sus monedas para hacer que sus exportaciones sean más atractivas para los extranjeros (y, en estos días, elevar los precios de importación y por lo tanto impulsar la inflación hasta niveles deseados).
Cuando la economía mundial se atasca, y cada gran país aumenta el gasto, recorta los impuestos y reduce las tasas de interés, la economía global se beneficia del aumento de la demanda. Esa es la historia de 2009.
Pero cuando cada país intenta depreciar su moneda, se tiende a desplazar la demanda de un lugar a otro en lugar de elevar el total. Esa es una "guerra de divisas". Y podemos estar al borde de una, dice David Wessel del Wall Street Journal. "La última vez, la vimos en los mercados emergentes; esta vez, pueden ser los EE.UU."
"Japón ya ha logrado depreciar su moneda. El yen está en un mínimo de seis años frente al dólar. Hay una línea muy fina entre la búsqueda de la política monetaria expansiva que funciona (en parte) mediante la depreciación de la moneda de un país, y hacer que la depreciación de la moneda sea un objetivo primordial. EE.UU. y Europa han tolerado el hundimiento del yen en gran parte porque lo veían como parte de un esfuerzo más amplio del primer ministro Shinzo Abe para resucitar la economía japonesa.
Ahora el centro de atención se está desplazando a Europa. Europa está creciendo muy lentamente. El desempleo en la eurozona es del 11,5%. Entre los menores de 25 años, casi uno de cada cuatro no tiene trabajo.
Los estándares económicos, apoyados por Fondo Monetario Internacional, entre otros, dicen que mientras que Europa aborda sus impedimentos estructurales para el crecimiento económico, también tiene que perseguir unos bajos impuestos, más gasto público y una política monetaria más expansiva. Y puesto que las tasas de interés a corto plazo ya están en cero, significa que hay que hacer algo como la flexibilización cuantitativa de la Reserva Federal, la compra de grandes cantidades de activos por parte del banco central para inyectar más dinero en la economía, reavivar la inflación (ahora en el 0,3% en Europa) y empujar a los inversores al sector privado, a los préstamos, bonos y acciones.
Pero lo que parece ser económicamente necesario, no es políticamente posible. Alemania es el peso pesado de la zona euro. Quiere mantener la presión sobre el sur de Europa para que adopten más reformas laborales, entre otras, y reducir sus deudas, por lo que no bendecirá una política fiscal más expansiva. Y por estas razones, además de su ansiedad histórica por la inflación, no importa cuáles sean las circunstancias, parece opuesta a una acción más agresiva del Banco Central Europeo - o, por lo menos, está ralentizando los esfuerzos del BCE para moverse en esa dirección.
La política es traicionera. Mientras los líderes de Europa luchan por llegar a un consenso, aumenta la reacción pública contra la austeridad y el crecimiento lento. La euroescéptica Marie Le Pen tiene una oportunidad de convertirse en la próxima presidenta de Francia.
Así que ¿qué va a hacer el BCE? Intentar depreciar el euro para impulsar las exportaciones de la zona euro. Ese parece ser uno de los objetivos actuales del presidente del BCE, Mario Draghi, y es algo que puede lograr sólo con palabras incluso si no puede conseguir el apoyo para imprimir una gran cantidad de euros. Sin duda, es algo que gusta a los franceses, que han visto durante mucho tiempo como la moneda es un instrumento económico útil.
Y los mercados están recibiendo el mensaje. El euro, que cotizó por encima de 1,38 dólares durante la mayor parte de la primavera, ha caído por debajo de 1.30 - y los economistas de Goldman Sachs predicen que va a caer a 1,15 dólares a finales de 2015.
Por ahora esto no es una gran amenaza para la economía de Estados Unidos. El dólar estadounidense se ha fortalecido en los últimos tiempos, en un principio porque los nerviosos inversores buscaban seguridad y, más recientemente, porque los mercados esperan que la Fed comience a subir las tasas de interés mucho antes que el BCE.
Aunque siempre hay industrias que se quejan de que el dólar está perjudicando sus exportaciones y hay quejas de la manipulación china para favorecer sus exportaciones, el dólar no ha sido una gran cuestión política o económica en EE.UU. últimamente.
Tal vez porque ha habido otras cosas de qué preocuparse; tal vez porque el atractivo del dólar ha ayudado a EE.UU. a prestar miles de millones de dólares a precios muy bajos. Las exportaciones de Estados Unidos han estado creciendo, aportando 1,3 puntos porcentuales al 4,2% de subida del PIB en el segundo trimestre. Pero eso podría cambiar si Japón y Europa siguen depreciando sus monedas como un sustituto de políticas económicas más amigables para el crecimiento económico global.”

Fuentes: Wall Street Journal

Sanciones. Economía USA. I GM. Precios. Deuda.

Sanciones. Economía USA. I GM. Precios. Deuda. 
¿Cómo es aquello de que con el dinero y el amor no hay lealtades?. Europa corrió mucho para ofrecer un acuerdo comercial a Ucrania, una economía que se hallaba a años luz de poder contribuir con reciprocidad a la economía europea (tal y como se demostró cuando pocos meses después se vio que se hallaba casi en quiebra), y lo hizo pasando de un interlocutor esencial en el escenario: Rusia.

Luego USA y Europa volvieron a correr para imponer unas sanciones a Russia sin considerar las consecuencias y los costes de tales consecuencias. (Por cierto: USA fue la impulsora de la idea de las sanciones y su economía va a ser la menos afectada por las consecuencias de las mismas).
Y ahora Europa se queja de que otras economías reemplacen a los proveedores europeos en Rusia. Unos países, los latinoamericanos, que están viendo como se evapora el efecto BRIC, y unas economía que dependen en todo y por todo de las commodities que exportan.
Europa, pienso, va a pagar cara su decisión de poner en marcha unas sanciones no meditadas sin haber abordado el tema con un actor básico en la zona: Rusia. Hace mucho, muchísimo,  continúo pensando, que Europa debía haber elaborado acuerdos y colaboraciones con Rusia porque Europa y Rusia son una extensión la una de la otra. Y en vez de eso las dos se dedican a sancionarse mutuamente. Absurdo.
(Publicado 12.08.2014)

¿Cambios irreversibles en la economía USA?, por descontado: USA y todo el planeta están enfrentando un cambio de modelo, como en la Depresión. Sólo que ahora no se va todos-a-más, sino sólo-algunos-a-más.
¿La FED continuará inyectando anfetas en la economía USA?, seguro: para mantenerla viva, da igual que sea de forma artificial.
El Dr. Fisher conoce más que de sobra en qué momento de la transición del modelo se halla la economía USA y la planetaria, y apunta cosas. Hay que llegar al Otoño como sea, y en eso se está.
El Dr. Fisher es más menos pesimista que el Dr. Summers: claro: el primero desempeña ahora una función política y el segundo ya no.
(Publicado 12.08.2014)

Ya hemos hablado en otras ocasiones de este tema, un tema muy, muy poco abordado por historiadores y guionistas de cine: en enfrentamiento entre miembros de la clase obrera en las guerras.
Las guerras, todas, han tenido y tienen connotaciones económicas. Su filosofía, lo que las alimenta, puede pertenecer a mil y una especie conceptual, pero lo que las inicia, lo que hace prender la mecha del conflicto, es la economía; y la I GM sea, posiblemente, una de las guerras más economicistas de la Historia.
Bien. Puede admitirse que las burguesías alemana, francesa, británica, italiana, austríaca y, más tarde estadounidense, quisieran dirimir a tortazos sus diferencias para aclarar quien dominaba en qué sector, en qué lugar, al fin y al cabo desde la Alta Edad Media había sido así; lo que no se entiende es que entrasen a jugar ese juego los obreros que eran explotados en las fábricas, manufacturas y actividades de esas burguesías.
Nada impelía a un obrero nacido y residente en Marsella a enfrentarse a muerte a otro nacido y residente en Munich. Y sin embargo sucedió. ¿Cómo pudo esa alta burguesía industrial y financiera que dirimía sus intereses económicos convencer a sus obreros a que se matasen por ella agitando el patriotismo?. Ni idea, máxime teniendo en cuenta que se daba un agravante: el 1914 la clase obrera ya tenía conciencia de clase, por lo que era infinitamente más evidente que en pasado la instrumentalización de la que era objeto.
Puede que alguna vez eso se explique y aclare.
(Publicado 13.08.2014)

Los precios caen por una razón muy simple: no hay consumo suficiente para absorber la oferta existente y las exportaciones no son capaces de sacar fuera todo lo que aquí no se coloca. Además las rentas caen: el precio de trabajo cada vez es menor, las subvenciones han desaparecido y los subsidios declinan. Las vías para generar consumo se hallan cerradas.
Por el lado de la oferta se dice que la demanda de trabajo está aumentando, pero el número de horas trabajadas cae, luego la productividad declina; y la remuneración de los factores productivos, en consecuencia, también.
A eso añadan, recuerden, que el modelo productivo español necesita más que ningún otro de un cierta inflación a modo de lubricante. Luego que los precios caigan es de las peores noticias que puede dar la economía española.
Cuando se publicaron las cifras del desempleo registrado correspondientes al mes de Julio miembros del Gobierno dijeron que se alegraban de las mismas porque habían disminuido (nada dijeron sobre los motivos de tal disminución), igual ahora alguien sale diciendo que la bajada de precios 'eleva el poder adquisitivo de los españoles' y también se alegran (y  con toda seguridad tampoco nada dirán sobre los motivos de tal disminución). En fin.

Bueno, ya se ha conseguido: España tiene una deuda pública que supera 1 B€, en un par de meses se llegará al 100% de PIB.
Este dato, unido a otros: tipo de empleo que se está creando, disminución del número de horas trabajadas, caída se la renta, caída de los precios, aumento de la precariedad, del número de excluidos, ... lleva a preguntarse cómo es posible que en el Gobierno  y en otros ámbitos alguien se alegre de 'lo bien que está yendo la economía española'.
La única explicación que se me ocurre es que ya se haya asumido la Sociedad 1/3, es decir, el hecho de que tan sólo es significativa la parte de la sociedad que contribuye realmente a la generación cierta de PIB.
Visto así el PIB pc sería superior porque el PIB se concentraría en los individuos necesarios, pero la deuda se diluiría ente la totalidad. Vayan generalizando el razonamiento a otros ámbitos. Es la Nueva Normalidad.

(Publicado 14.08.2014)
Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. IQS School of Management. Universidad Ramon Llull.

martes, 16 de septiembre de 2014

Carta a Paquirrín: el mojón del reino

Carta a Paquirrín: el mojón del reino

Tuit-Kiko-Rivera_ARAIMA20140915_0250_5
Estimado, o no, Paquirrín:
En primer lugar, permíteme que te llame Paquirrín. Siempre me ha parecido un nombre que liga más con el personaje que eres. Bueno, desde que tu anatomía se ha convertido en una burda imitación del Coronel Kurtz de Apocalypse Now, quizá se te debería conocer como Pacorrón. Pero eso lo dejaremos para tu legión de fans.
En segundo lugar, dudo que leas esta carta. Para ser más preciso, dudo que leas. A juzgar por los guantazos que propinas a la ortografía, no te veo sujetando un libro con una mano y en la otra un gin tonic. Más bien te visualizo con dos gin tonics, veinte raciones de calamares a la romana, otras tantas de gambas y unas bravas para ir abriendo boca de cara a la comida. Hay que alimentar ese embarazo perpetuo.
Sé que tienes más de 1000000 de seguidores en tu cuenta de Twitter. Seguidores dispuestos a leer perlas como: “Y a cagar al campo todo el que no este acuerdo! Viva españa!!!!!!” o “Digan lo que digan… Viva mi pais que es España!”. Lo que no sé es por qué razón no has logrado convencer a tu madre del amor por España. Te recuerdo que el 16 de abril de 2013 fue condenada por blanqueo de capitales a dos años de prisión y que se libró, por el pelo de un bigote, de ir a la cárcel (lo del pelo del bigote no lo digo con mala intención… o sí). Ése y no otro es el amor que tú y los que son como tú demostráis por España. Patriotas del chascarrillo tontorrón y el ingenio casposo con aromas de vino peleón y aliento a cebolla. Representantes, todos, de esa España atrasada, chauvinista y endogámica, de la que muchos nos divorciamos hace tiempo. Ya no es desafección. Tampoco alejamiento emocional. Es la nada. Palabras como unidad, Constitución, legalidad o juntos, nos llegan con forma de eco lejano. Miramos al norte. A Europa. Miramos al mundo. Lo vemos mucho más cerca si cabe.
Pues, no, chaval. Si no te gusta “menterte” en estas cosas, no te metas. Limítate a ser el hazmerreír de un país necesitado de humor, lleva como puedas ser hijo de una cantante delincuente, que fue novia de un presidiario. Intenta llevar con dignidad el hecho de tener una hermanastra dispuesta a hacer el “No sé qué es Durex World Tour”. Y, sobre todo, aprovéchate de un país como España, adicto a la mediocridad y a convertir en semidioses a personajes que, o bien han levantado imperios a costa de pasarse por el forro la dignidad humana, o bien han hecho de la ignorancia, el grito, el insulto y la falta de talento más que evidente su principal ventaja competitiva.
No, no te metas en estas cosas. Porque no tienes ni la más remota idea de qué está sucediendo en Catalunya. Tu mente no está habilitada para que ni durante un nanosegundo experimentes lo que 1.800.000 personas sintieron durante la Diada. Eres absolutamente incapaz de comprender por qué Pep Guardiola afirma que Catalunya es su patria. No eres capaz ahora, ni lo serás nunca. Eso sí, no estás sólo. Los más de 1000 favoritos que posee tu tweet así lo atestiguan.
font: https://societatanonima.wordpress.com/2014/09/16/carta-a-paquirrin/

3 Consejos de inversión para beneficiarse del desigual crecimiento en el mundo

Como los últimos datos macroeconómicos a nivel mundial han demostrado, la recuperación mundial es débil. Dicho esto, todavía es una recuperación, aunque muy desigual. El crecimiento económico se está fortaleciendo en algunas partes del mundo, mientras que está cayendo en otras. En otras palabras, la tendencia principal en la economía mundial es de una de creciente divergencia, y la naturaleza desigual de la recuperación es un hecho que tienen que considerar todos los inversores si quieren tener una estrategia ganadora.
Ya está influyendo en los mercados de divisas y de renta fija. Y dependiendo de la trayectoria futura de la política monetaria en Europa y Japón, también podría afectar significativamente la renta variable. He aquí un vistazo a los tres consejos de inversión para aprovecharse de este crecimiento divergente (vía BlackRock):

1. El dólar se fortalece
El crecimiento de Estados Unidos está acelerándose mientras que en Europa se está estancando y Japón está luchando con los efectos negativos de la reciente alza en el impuesto al consumo. Con este escenario, a nadie tiene que sorprender que el dólar se negocie en sus mejores niveles desde el verano pasado. Aunque la fecha exacta de la primera subida de tipos por parte de la Reserva Federal (Fed) todavía es una cuestión abierta, la política monetaria del banco central de Estados Unidos transcurre por un camino muy diferente al del Banco Central Europeo (BCE) y al del Banco de Japón (BOJ). Es probable que tanto el BCE como el Banco de Japón mantengan una política monetaria ultra-laxa a lo largo de 2015 La combinación de un crecimiento más rápido y la normalización de la política monetaria en Estados Unidos sugiere que el dólar va a seguir disfrutando de vientos a favor en 2015.

2. Las tasas globales presionan a la baja las tasas de Estados Unidos
Mientras que es probable que la Fed comience a subir los tipos a corto plazo el próximo año, no tendremos pistas de ello en los bonos a largo plazo. Los rendimientos de los bonos a diez años se han mantenido tercamente bajos y la volatilidad de los tipos está cerca de mínimos históricos. Hay varias razones para esto, incluyendo las compras institucionales, la falta de oferta y los cambios demográficos. Pero los bajos rendimientos en Japón y Europa también están contribuyendo a eso, presionando a la baja las tasas estadounidenses.
Los rendimientos de los bonos alemanes y del gobierno japonés a 10 años tienen un rendimiento por debajo del 1%, mientras que la deuda europea de los países periféricos, como la deuda española, da una rentabilidad de poco más del 2% (si alguien se está preguntando dónde podemos encontrar un rendimiento del 4% en los bonos soberanos de alta calificación, tendríamos que irnos a Nueva Zelandia).

3. Las malas noticias puede ser buenas noticias para las acciones
Europa está luchando con vientos deflacionarios y Japón está sufriendo bajo el peso de la subida del IVA de abril. Sin embargo, durante el mes pasado, ambos mercados subieron en sintonía con el mercado de Estados Unidos. La razón: el optimismo de que las economías débiles forzarán al BCE y al Banco de Japón para ampliar la flexibilización monetaria. Si esto ocurre, los mercados de renta variable se beneficiarán. En otras palabras, una mala noticia puede ser algo bueno para las acciones japonesas y europeas.
En resumen, durante la mayor parte de los últimos cinco años, los mercados han estado dominados por las manías de los inversores: los temores de otra recesión venían seguidos de euforia por la acción del banco central para contrarrestar ese peligro. Hasta cierto punto, esta dinámica se mantiene. Lo que ha cambiado es que el ciclo ya no es el mismo en cada país.

Reforma fiscal. Competitividad. Diferencias. USA.

Reforma fiscal. Competitividad. Diferencias. USA.
O sea, que no sólo el Gobierno dice que no puede transferir más fondos a las regiones (o cuatro duros) en un escenario en que las regiones dicen que no pueden soportar más una situación de ingresos insuficientes, sino que ahora, si esas mismas regiones aplican la reforma fiscal elaborada por el Gobierno se van a encontrar con que van a tener menos ingresos.

Es decir, si no la aplican el Gobierno dirá a la ciudadanía, al electorado, que él es el bueno y las regiones las malas, pero si las regiones la aplican la única vía que les quedará para cumplir un déficit que les fija ese mismo Gobierno es recortar mucho más su gasto público.
Llegados a este punto sólo veo dos posibles salidas para las regiones: 1) o las regiones hacen un cálculo de las competencias que pueden afrontar y las que no las devuelven al Estado (en el límite incluso la región podría desaparecer como tal), o 2) poner en marcha un sistema tipo que cada-palo-que-aguante-su-vela y descentralizar aún más competencias e ingresos fiscales, reduciendo el Estado más su peso. La primera opción puede suponer el fin de las regiones no sostenibles, la segunda también aunque de otra manera.
Lo curioso es que ninguna región haya dicho nada abiertamente hasta ahora.
(Publicado 06.08.2014)

Nos dijeron que aquella ‘consolidación fiscal’, que aquellos recortes, que aquella ‘devaluación interna’, que aquellas rebajas de salarios y de renta, eran para mejorar la competitividad española y así exportar más y que ello dinamizaría el crecimiento, y ahora resulta que todo aquello ha quedado compensado de un plumazo por la revalorización del euro.
Claro: en Europa tenemos ventajas. No lo entiendo. Resulta que en Europa las exportaciones españolas son competitivas debido a … unos niveles internos de precios propios de una situación deflacionaria y que hacen poner el grito en el cielo a expertos y autoridades. Vamos a ver, ¿cómo es posible que una cosa sea, a la vez, mala y buena?.
Mi lectura: el tirón de las exportaciones se acaba. Fue debido a unas condiciones atípicas: recortes de gasto y de rentas salariales, y un consumo artificial generado por unas ansias que se basaban en la ilusión, ahora eso se está acabando, luego …
(Publicado 09.08.2014)

Es la abismal diferencia con la Depresión: entonces había expectativas porque casi todo estaba por hacer y para eso que quedaba por hacer había disponible una enorme cantidad de recursos y eran necesarias ingentes cantidades de factor trabajo; además, tras la II GM, la Guerra Fría ayudaba lo suyo a mantener tranquila a la clase trabajadores. Hoy sigue quedando muchísimo por hacer, pero para hacerlo se cuentan con escasos recursos y hace falta muy escasa población activa aunque con una ingente cualificación.
Lo que el Dr. Cowen dice de USA parece plausible, aunque recuerden que los economistas casi siempre hablamos de medias; ello quiere decir que sí: ciertas zonas de USA serán como Singapur (como las partes mejores de Singapur), aunque en amplias áreas la pobreza será impactante. La idea de tomar a Singapur como ejemplo es interesante porque recuerda la de cluster que ya hemos comentado: áreas reducidas, especializadas y formando los nudos de una red coordinada en ejes de actividad. Claro que eso implica cosas: quienes están dentro y quienes están fuera.
Un comentario: el máximo de todo, todo, todo, se alcanzó a mediados de los 70, a partir de ahí el declive. Se inventaron inventos para prolongar la cosa con otros métodos, pero cierto: en los 90 se había llegado al final del final: las subprime fue la supertraca y los Planes E la última ronda. Y ya no queda nada por lo que hay que construir otra cosa. Pienso que la demografía no ha influido en nada porque los aumentos de productividad vía organización y tecnología ya empezaron a necesitar menos factor trabajo desde mediados de los 80: ¿cuánto del paro estructural y del subempleo hoy existentes se debe ya al exceso demográfico?. Lo que pasa es que reconocer eso implica cosas.
De acuerdo con los dos ingredientes que el profesor Cowen identifica con lo que ya está haciendo que una persona sea insider o outsider, pero yo añadiría otro: los contactos con que se cuente, tanto propios, como familiares, como indirectos. Estamos entrando en un mundo en el que un inútil, por muchos contactos que tenga, no va a llegar a nada, cierto: evitarán que caiga en la miseria, pero nada más; pero, sobre todo al principio sucederá lo de siempre: que megacracks sean desaprovechados por no contar con los contactos apropiados.
Y sí: la desigualdad. Ya conocen lo que pienso: el problema no radica en que Mr. Ellison tenga la fortuna que tiene, sino que en USA pasen hambre el 10% de las familias. Por ello es sutil, pero totalmente gráfica esta frase: “Ser pobre es caro en EE UU”: en USA nunca ha habido nada parecido al modelo de protección social europeo que mitigaba las carencias personales y familiares. Y como casi siempre aquí estamos copiando a USA: estamos desmontando el modelo; porque es insostenible, ya … debido a la población y a los ingresos existentes.
Y también: en Europa las cosas no están bien pero en USA tampoco: ¿cómo van a estarlo con una deuda total del 400%? (curioso: sobre el tema de la deuda pasa de puntillas); pero los problemas de Europa, y aquí disiento, no son políticos, sino económicos: muchos disputándose poco, como en 1914, si. (Sobre la desregulación que tanto el Dr. Cowen alaba … la caso desregulación del suelo, por ejemplo, contribuyó a lo que ahora está pasando en España con el sector inmobiliario)
Y si, ese aroma de nueva situación con una nueva estructura económica y social, que ya se perfila permanente, esa Nueva Normalidad, es hacia donde parece que se apunta (pienso que, de momento hay que escribir el concepto con mayúsculas). Ahora vinculen esto con aquello otro que comentamos hace unos días sobre un nuevo complejo nutritivo barato y de propiedades suficientes de nombre Soylent. 
(Publicado 10.08.2014)

Liga con lo anterior: una recuperación sesgada: la mayoría de ese crecimiento cada vez para menos y la minoría para una parte del resto. Pero, pienso, siendo algo muy malo a nivel social, es, además, ficticio.
Otra vez: ¿dónde estaría hoy USA si el resto del mundo no comprase toda la deuda que USA precisa emitir para financiarse?. Y ¿dónde se hallaría USA si el resto del mundo no aceptase todos los dólares que USA necesita imprimir para pagar todo lo que compra así como para liquidar los intereses de esa deuda que emite?.
Miren los dos gráficos inferiores de la derecha: ¿a qué país con la deuda total que USA tiene se le permitiría moverse son esos tipos de interés?. Más aún: ¿se han dado cuenta que la FED guarda en su armarios papel comprado –¿de qué calidad real será?– por un monto que equivale al PIB de cuatro Españas?.
Y eso a USA sólo le ha permitido sustituir tasa de desempleo por precariedad y por caída de la población activa: la tasa más baja en 40 años; y por pobreza: el 13% de la población de la economía más potente del planeta es pobre; y por un índice de Gini de país subdesarrollado; y por una creciente esclerosis en su modelo de movilidad social en el que ‘un vendedor de periódicos podía llegar a presidente’.
USA es lo que es, pienso, porque el resto del mundo se lo permite. Cierto: el poder que USA tiene es inmenso (y ahora no me estoy refiriendo al militar), pero su grado de dependencia es aterrador: se basa en la confianza de que el tándem ‘deuda – dólar’ va a continuar inalterable y en el axioma de que la población USA continuará aguantando lo que le venga encima.
Yo, sinceramente, no veo que todo eso vaya a seguir siendo como hoy es indefinidamente.
(Publicado 10.08.2014)
Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. IQS School of Management. Universidad Ramon Llull.

m