jueves, 26 de febrero de 2015

Los PIIGS han muerto ¿qué inventarán ahora los anglosajones menos complacientes con el euro?

PIGS es un acrónimo peyorativo en inglés con el que medios financieros anglosajones se refieren al grupo de países de laUnión Europea conformado por PortugalItaliaGrecia y España, donde se requiere incidir en los problemas de déficit y balanza de pagos de dichos países. Tras la crisis de 2011, el término suele incluir a Irlanda (con el acrónimo PIIGS) para referirse a los países, algunos anteriormente referidos como "ejemplares", que sufrieron una crisis aumentada comparada al resto de Europa. A veces también se ha añadido al Reino Unido, formando el acrónimo PIGGS o PIIGGS por el momento Portugal, Italia, Grecia y España (los llamados PIGS) solo pueden ir unidos en la imaginativa prensa anglosajona. Y en los discursos de la izquierda radical. El término se usa desde hace tiempo4 para señalar la fragilidad del crecimiento económico de ciertas economías de países históricamente pobres de Europa, protagonistas de un nuevo crecimiento en los años 90, usado por analistas económicos,5 académicos6 y comentaristas7 8 recogiendo conceptos y esquemas del siglo XIX, ahora ya anacrónicos y desfasados, como una forma concisa de referirse a economías con problemas similares

El término PIGS fue utilizado principalmente por medios anglosajones, especialmente británicos(por ejemplo Financial Times), se refieren al grupo de países del sur de la Unión Europea. Estos países tienen también en común ser países de la periferia europea, lo que facilita los prejuicios históricos existentes en relación a los países mediterráneos o los prejuicios británicos sobre los irlandeses.15 Está construido de forma equivalente al BRIC (BrasilRusiaIndia y China,economías emergentes), pero con intención opuesta, ya que brick significa ladrillo y pig cerdo. Específicamente se hace referencia a una frase hecha para designar a algo inverosímil: flying pig(cerdo que vuela). En ocasiones también utilizan la expresión economía porcina.
"La situación en Grecia ha cambiado, no obstante, la terminología y es más que probable que los últimos acontecimientos no sólo acaben con el término PIIGS sino que se vuelvan en contra de los movimientos populistas, que aún los mantienen. Sí, los movimientos populistas o bolivarianos como los que se dan en España ¿Por qué? Porque las economias PIIGS, salvo el caso de Grecia, han salido del agujero. Han hecho los deberes y han devuelto, unas, devolverán con creces, otras, las ayudas comunitarias..."
"Sólo los populistas o los movimientos antieuropeístas, principalmente en determinados rincones de la vasta ideología anglosajona, siguen aún mentando a porqueros y porquerías ¿Qué inventarán ahora los anglosajones empeñados en tumbar el euro y acabar con la eurozona? Ciertamente tengo mucha curiosidad, porque lo de los populistas ya lo sabemos: cargas y más cargas, infructuosas y fuera de lugar, contra Alemania", me dice el analista jefe de una importante gestora nacional que me recuerda tres asuntos:
2.-Portugal ha devuelto más de 11.000 millones de euros de su rescate de manera anticipada
Este año esperamos un crecimiento del 4.4 %, moderándose ligeramente desde el crecimiento del 5 % registrado en 2014. Pero nuestra previsión es para un dato del 7.8 % en 2016, del 6.4 % en 2017 y por encima del 5 % en 2018. Sí, es mucho plazo para hacer predicciones fiables. Pero, sin duda, muestra nuestro optimismo hacia el País. ¿El resto de nuestras previsiones? Inflación del 1 % ya este año, repuntando progresivamente hasta niveles de 1.8 % en tres años. Un elevado superávit por cuenta corriente, en un continuo proceso de desapalancamiento: esperamos niveles de 6.8 % del PIB este año y niveles del 10.2 % en dos ejercicios. ¿Esperan otra cosa diferente a una mejora de las finanzas públicas tras todo lo anterior? Desde un déficit de 2.6 % a un superávit del 1.3 %. Y ya a partir de este año veremos probablemente el inicio de reversión del tamaño de la deuda pública: este año podría bajar hasta niveles de 108 % del PIB (110 % en 2014) y en niveles de 91 % en tres años. ¿De quién hablo? De Irlanda, naturalmente.
En su última revista mensual el FMI analiza brevemente qué lecciones se pueden obtener de la mejora económica y financiera en Irlanda....


La fuerte recuperación económica en Irlanda tiene tres patas:
1. Reformas emprendidas por el Gobierno, fiscal y bancaria;
2. Reformas económicas;
3. Mejora de las condiciones financieras aplicadas por el ECB.

La petición de ayuda financiera a la zona EUR descansó sobre tres premisas: fortalecer el sector financiero, mejorar el acceso a la financiación desde el Tesoro y poner las condiciones para la recuperación económica. En 2013 el País era capaz de abandonar el rescate y financiarse directamente en el mercado en una favorables condiciones. La recuperación posterior, como reflejan los números al inicio, ha sido muy superior a lo esperado apoyándose especialmente en las exportaciones y en la inversión empresarial. La tasa de desempleo bajó el año pasado al 11 %, tres puntos por debajo de los niveles altos en 2012.
¿Qué ha sido lo más destacable del Programa aplicado en Irlanda? Objetivos claros pero flexibles medidas para alcanzarlos. Al final, un ajuste fuerte y contundente y flexibilidad económica para beneficiarse de él.
twitter.com/moisesssromero @MoisesssRomero
Moisés Romero

miércoles, 25 de febrero de 2015

“Las ciudades del Reino de España mudan de piel. Han muerto los pequeños negocios ¿Hay alternativas?

"De Madrid a Málaga. De Cádiz a Barcelona. De A Coruña a Valencia y de Sevilla a Bilbao. Recorran el Reino de España, que ahora hierve con las arengas de los políticos, y comprobarán cómo ha mudado de piel, como las culebras y serpientes. Negocios cerrados, tiendas con candados y carteles, que nos envían a otra dirección. Nuevos negocios vinculados a los servicios. Oficinas bancarias sucias y descoloridas. Restaurantes, bares y cafeterías, que abren y cierran casi de manera simultánea. Desplazamiento de los oficios y negocios al extrarradio y más tráfico. El centro de las ciudades ha cambiado de color y de olor. Los aledaños viven peores momentos, en un proceso repetitivo en Europa. Pero la economía se endereza. Y junto a ello, polígonos industriales cada vez más repletos, aunque aún lejos de los mejores momentos del ciclo exuberante. Las ciudades del reino de España mudan su piel, como las víboras. Han muerto los pequeños negocios. Pero es por otra cuestión diferentes a la crisis", me dice uno de mis gurus favoritos, que recuerda que


el fin de la moratoria de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) que, aunque aprobada en 1994, entró en vigor el pasado 1 de enero . Termina así la renta antigua. Ello ha obligado a muchos comercios a renegociar las condiciones de alquiler y a otros a buscar nuevos emplazamientos, a reubicarse o, simplemente, a comprar el local ¿Y qué se puede hacer, qué están haciendo muchos negocios en esta nueva coyuntura? Adecuarse a las exigencias de los nuevos tiempos ¿Ejemplo? El siguiente enlace del  Ministerio de Economía. Nada será igual. La vida sigue, otra vida, pero sigue:
Desarrollar la economía digital para el crecimiento, la competitividad y la internacionalización de la empresa española El segundo objetivo planteado por la Agenda Digital para España busca mejorar la competitividad del tejido productivo español y fomentar su crecimiento, la expansión internacional y la creación de empleo de calidad mediante un mejor aprovechamiento de las TIC y el desarrollo de la economía digital.
La utilización eficiente e intensiva de las TIC en las empresas es un factor imprescindible para mejorar la productividad de nuestra economía. El comercio electrónico es otro de los indicadores que señalan el nivel de desarrollo tecnológico de una sociedad. Para su impulso la Agenda Digital establece el desarrollo de un Plan de TIC en PYME y comercio electrónico con medidas integrales en colaboración con agentes económicos y sociales y otros niveles de la Administración.
La industria de los contenidos digitales presenta un enorme potencial de crecimiento que la sitúa como uno de los sectores más relevantes para la economía digital y de aplicación transversal al resto de sectores de la economía. Para fomentar el desarrollo de esta industria la Agenda Digital establece el desarrollo de un Plan integral para la industria de contenidos digitales.
La internacionalización de las empresas de base tecnológica se sitúa como uno de los elementos principales para el crecimiento económico y la generación de empleo. Para ello la Agenda Digital establece un Plan de Plan de internacionalización de empresas tecnológica.
La industria electrónica en España se enfrenta a un proceso complejo de adaptación. Para mejorar su competitividad la Agenda propone aumentar la colaboración público-privada e identificar y potenciar las oportunidades que se presentan en este nuevo escenario.
El desarrollo de las industrias de futuro es imprescindible para continuar con la modernización y el crecimiento sostenible de la economía española. Para ello la Agenda propone líneas de actuación medidas para potenciar el desarrollo y uso del cloud computing, las Smart cities y el Big Data , entre otros sectores de futuro.
Asimismo, la Agenda establece un Plan de Servicios Públicos Digitales en los ámbitos de salud y el bienestar social, Administración de justicia y educación que se sitúa como una palanca fundamental para el fortalecimiento de la Industria TIC que da soporte a la economía digital.
twitter.com/moisesssromero @MoisesssRomero
Moisés Romero

Un punto de vista

Es decir, para unos de los entes que tienen el Poder, las recetas para que España mejore pasan por 1) abaratar salarios, 2) reducir vacaciones, 3) aumentar las horas trabajadas, y 4) aligerar las administraciones. Ni una sola palabra sobre cosas como más inversión, más I+D, más cualificación profesional; es decir, más empobrecimiento de los trabajadores y menos trabajadores públicos (a pesar de que España tiene unas de las tasas más reducidas de Europa de empleados públicos en función de su población activa). Y sobre el nivel de desempleo en España, tampoco: ni mención. Y sobre el hecho de que los salarios reales de los trabajadores USA se hallen prácticamente estancados desde los años 70, tampoco.
Pienso que es de agradecer que Mr. Dalio sea tan claro ya que clarifica el concepto que se tiene de España y deja diáfano el papel que se le ha asignado a España en el nuevo modelo. España sirve para lo que sirve y en y con ella puede hacerse lo que puede hacerse: la productividad se aumenta por el lado del trabajo, no de la inversión, porque España, en general, se halla más próxima al siglo XIX que al XXI aunque se hayan cambiado textiles por turismo y manufacturas por servicios baratos.
También dice Mr. Dalio que un dólar fuerte no perjudica a USA, totalmente de acuerdo … mientras el resto del mundo lo tolere, mientras USA continúe obteniendo cada día el capital que precisa, y mientras le dejen imprimir los dólares que quiera; pero incluso así, no sé yo si todas las empresas USA estarán de acuerdo con eso: una moneda superfuerte es la mejor manera para perder el mercado interior y el exterior. Claro que pueden reducirse costes aumentando la productividad y aquí sí, a base de inversión. Luego, que la desigualdad siga aumentando y que el Índice de Gini de USA se mantenga al nivel del de países subdesarrollados y su ciudadanía al borde de un caos social poco importa si se cuentan con medios para controlar la situación.
Francamente estoy cansado de que expertos USA digan a Europa y Japón lo bien que lo hacen ellos y lo mal que lo hacen los otros. Mr. Diallo es muy claro “(…) el Sur de Europa está en una depresión y si la situación no mejora eso provocará un aumento del extremismo político”, y eso se arregla … comprando deuda como ha hecho la FED. Interesante su afirmación de que los países del Sur se hallan en depresión; pienso que exagera, pero lo verdaderamente importante es que él así lo considere: el Poder cree que España y otros se hallan en una depresión, y actuará en consecuencia … si no van por donde deben ir y caen en el extremismo político; fatal. De la imposibilidad de pagar todo lo que se debe, nada de nada.
Interesante: “Tiene que haber más gasto en Europa, más eficiencia, a través de reformas estructurales y más competitividad, a través de la depreciación del euro. Como ese aumento del gasto no puede venir de más deuda, debe proceder de que haya más dinero, más liquidez en el sistema y eso solo lo puede hacer el banco central”. Pero, ¿cómo va a haber más gasto si los salarios tienen que bajar? Claro: es gasto por el lado de la liquidez inyectada, pero eso al final será más deuda porque el dinero lo es, y Mr. Dalio dice que más deuda no puede haber. La competitividad sebe venir de que el euro se abarate, pero ello encarecerá las importaciones, por lo que las capacidades de consumo de la gente deben ser las que deben ser, de ahí lo de los salarios. Tampoco aquí ni una palabra en relación a que a quienes más beneficia de largo esas inyecciones de dinero son a los bancos.
Mr. Dalio está asustado de que la tasa de paro juvenil supere el 50%. Supongo que también comparte que abaratando el trabajo e instaurando el despido libre aumenta la demanda de trabajo.
Y acaba: “(…) España vive un momento muy emotivo y las emociones suelen llevar a decisiones poco acertadas”. Ignoro lo que entenderá Mr. Dalio por ‘emotivo’, pero pienso que lo que está viviendo España es un momento de postración económica y social; de incertidumbre, de falta de expectativas, de mayor dependencia. Sería interesante conocer lo que piensa el CEO de Bridgewater sobre la fase del ‘España va bien’. ¿Pensará que aquello fue el crisol de este desastre o que fue una época maravillosa en la las ganancias casi llegaban solas?.
Sugerencia: no se pierdan ni una coma: las cosas cada vez se están diciendo más claras.
Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. IQS School of Management. Universidad Ramon Llull.

martes, 24 de febrero de 2015

El fin del sueño: Grecia se doblega ante lo inevitable

El intento de Grecia para romper las cadenas de su rescate ha fracasado. Y con ello, el riesgo de que la eurozona se rompa ha retrocedido, al menos hasta el verano. El nuevo gobierno de izquierda ha reculado bajo la presión del resto de la unión monetaria y ha aceptado completar las reformas exigidas hace dos años y medio a cambio de un acceso continuo a la única tabla de salvación financiera que tiene. También se comprometió a cumplir todas sus deudas y no anular las reformas emprendidas hasta ahora bajo los programas de rescate de 2010 y 2012, incumpliendo sus promesas preelectorales más importantes.
A cambio, los acreedores acordaron extender durante cuatro meses el acuerdo existente, lo que significa que Atenas obtendrá unos 3.600 millones de euros de la zona euro y del Banco Central Europeo, y un poco más del Fondo Monetario Internacional, dice Geoffrey Smith en Fortune. También tiene casi garantizado los objetivos presupuestarios del país, y mantener disponibles los casi 11.000 millones de euros destinados a recapitalizar los bancos griegos si tienen problemas.

Lo mejor que Atenas puede decir sobre el acuerdo, es que da al nuevo gobierno la oportunidad de sustituir algunas reformas impuestas por algunas propias. Con imaginación, los griegos todavía pueden redactar una agenda alternativa que calificar como "conjunta".

"Ya no vamos a seguir el guión que nos den por organismos externos", dijo el ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis en rueda de prensa después de una breve conferencia de prensa. El viejo programa, añadió, está "en suspenso".

Pero esa no es toda la verdad. No cuando comenzamos a escuchar los que dice otra persona en la sala.

"Las instituciones tendrán que aprobar la revisión del acuerdo ampliado, para permitir un nuevo desembolso de dinero", dijo el Eurogrupo en un comunicado.

Mientras tanto, Europa controla al gobierno griego con una correa muy corta. Como muestra de la pérdida de confianza que ha sufrido Grecia durante el último mes, el dinero para a recapitalización bancaria se ha trasladado desde Atenas a Luxemburgo para que el nuevo gobierno no tenga la tentación de usar ese dinero para financiar el déficit del nuevo gobierno. Al mismo tiempo, el BCE mantendrá a los bancos griegos en el alambre, no restaurando sus antiguos privilegios hasta que la Troika (lo siento, "las Instituciones") diga que son seguros.

¿Y qué pasará después de la prórroga de cuatro meses? Eso todavía está en el aire. El presidente del Eurogrupo y el ministro de Finanzas holandés Jeroen Dijsselbloem dijeron que no se ha recibido ninguna petición ni ninguna discusión sobre un nuevo programa, "pero todos estamos de acuerdo en que tiene que haber una discusión sobre la posibilidad y la necesidad de un acuerdo".

Cuando se discuta eso, es difícil que Grecia tenga una posición negociadora más fuerte que la actual. Tiene que pagar más de 3.500 millones de euros al BCE y al FMI en julio, y es casi seguro que entre en default si no tiene acceso a nuevos préstamos para entonces.

Las negociaciones sobre el nuevo programa sucederán mientras Bruselas se prepara para el 200 aniversario de la batalla de Waterloo, la derrota final de Napoleón Bonaparte y de la Revolución Francesa. Los mercados financieros podrían volver a ser volátiles en junio, pero lo más probable es que cuando el humo se disipe, será la Alemania, de Wolfgang Schaeuble, la que tenga el papel del duque de Wellington, diciendo que "vinieron como siempre y les devolvimos de la misma vieja manera ", mientras enviamos al espíritu de la revolución, encabezado por el primer ministro Alexis Tsipras, al exilio de Santa Elena.

Fuentes: Fortune

lunes, 23 de febrero de 2015

La Guerra de Divisas, la QE y la Teoría de la No Evidencia

Algunos analistas piensan que la política de los bancos centrales (concretamente la flexibilización cuantitativa) es lo único que importa. Pasan por alto la innovación, la inversión y el antiguo trabajo duro y argumentan que los precios de las acciones, los tipos de interés y los resultados económicos son impulsados por los estímulos de los bancos centrales. Estos analistas dicen que el mundo se encuentra en una época de Depresión en el que se juega a la devaluación competitiva (algunos lo llaman "guerra de divisas"). Pero si la expansión de los balances de los bancos centrales ha sido el factor clave para la renta variable y para los resultados económicos, ¿no debería haber una evidencia consistente?
Primero echemos un vistazo a los rendimientos de los bonos mundiales. Sí, han aumentado en las últimas semanas, pero los rendimientos de los bonos de los países avanzados siguen estando muy bajos. Incluso después de una recuperación económica de seis años, el rendimiento del bono EEUU a 10 años sigue estando sólo en el 2,04%. El rendimiento del bono a 10 años del Reino Unido está dando el 1,71%; Alemania está dando sólo el 0,36%, ligeramente por debajo del de Japón, en el 0,39%. Nadie gana con los bonos suizos, donde el rendimiento del bono a 10 años es del 0,05%.
Pero sólo porque las tasas de interés estén bajas en este momento, no quiere decir que se deba a la QE. De hecho, usted puede hacer argumentar justo en la dirección opuesta, dice First Trust.
"La QE3 de la Fed comenzó a finales de 2012 y se ejecutó hasta el año 2013. Durante ese tiempo, los rendimientos no bajaron, ¡subieron! Pero una vez que la Fed comenzó a retirar los estímulos, las tasas cayeron y siguieron disminuyendo después de que la Fed ya no estuviera implementando la QE. Es decir, los rendimientos estadounidenses se movieron en dirección contraria al argumento que aconseja la QE.
La teoría funciona un poco mejor con el Banco Central Europeo, pero no mucho mejor. La mayoría de los rendimientos de los bonos europeos han disminuido desde que se anunció la QE. Pero los rendimientos se mantuvieron prácticamente sin cambios desde mediados de 2012 hasta mediados de 2014, incluso aunque el BCE hizo un "ajuste cuantitativo" - que en realidad redujo su balance en un tercio durante ese tiempo.
Mientras tanto, el Banco de Inglaterra ha mantenido su balance esencialmente sin cambios durante los últimos dos años y los rendimientos subieron en 2013 y cayeron en 2014, y han bajado un poco en lo que va del año.
No existe una relación consistente entre la QE, el comportamiento de las divisas y los tipos de interés. Las bajas tasas de interés en Europa tienen sentido dado el baja el crecimiento del PIB nominal (crecimiento del PIB real más la inflación). Pero con una tendencia en el crecimiento nominal del PIB en EEUU del 4%, los bajos rendimientos simplemente no reflejan los fundamentos económicos. Por otra parte, la QE ha terminado y los rendimientos de los bonos siguen siendo bajos.
Lo mismo ocurre con la QE y el crecimiento. El crecimiento en Estados Unidos fue más anémico durante la QE que durante el pasado año, cuando comenzaron a retirarse las medidas de estímulo. Si la QE afectó al crecimiento económico lo habría hecho por la aceleración de la tasa de crecimiento de la masa monetaria M2 (dinero en efectivo, cheques y depósitos de ahorro, dinero en los fondos y los depósitos a plazo). Pero la M2 en Estados Unidos aumentó un 5,4% durante la QE estaba en su apogeo en 2013 y un 5,8% durante el año 2014, cuando la Reserva Federal comenzó a retirar la QE.
En Europa, la tasa de crecimiento de la M2 se aceleró a partir de mediados de 2012 hasta mediados de 2013, mientras que el BCE redujo su balance, a continuación se desaceleró hasta mediados de 2014. Desde mediados de 2014, el crecimiento de la M2 en la Eurozona se ha acelerado, pero eso comenzó mucho antes de que el BCE comenzara de nuevo la expansión de su balance. En otras palabras, la afirmación de que las tasas de interés en Europa y el crecimiento de la oferta de dinero dependen de la QE y el balance del BCE no se sostiene.
Lo entendemos. Muchos analistas bajistas tienen que llegar a alguna razón para explicar por qué se han equivocado. Las extraordinarias medidas adoptadas por los bancos centrales son una excusa conveniente.
Sí, la QE se ha implementado. Pero el crecimiento de la M2, lo que Milton Friedman nos dijo que vigiláramos, no encaja en la ecuación. Por lo tanto, es imposible decir que la QE impulsó el dinero, que luego impulsó a los mercados de acciones y al crecimiento económico. Y las tasas de interés han caído más en Europa, pero los mercados de valores se han quedado retrasados respecto a Wall Street, por lo tanto los tipos de interés no lo son todo.
Que la "guerra de divisas" ha impulsado el crecimiento y los mercados de acciones es un buen tema a analizar y reúne a muchos partidarios, pero carece de cualquier conjunto coherente de hechos que lo respalde."

Fuentes: First Trust

m