lunes, 6 de febrero de 2017

“Proteccionismo vs Bolsa. Mejor no volver a mentar a la bicha del crash del 29…”

"Más dudas, más problemas. Nadie puede dudar de las ventajas que ha supuesto la Globalización en los últimos veinte años. Globalización económica y su correspondiente financiera: aumento del nivel de vida en las economías en desarrollo, internacionalización empresarial, alternativas de inversión, también financiera y especialmente una mayor interacción política/social. Sí, la Globalización ha sido algo innegablemente positivo ¿Por qué ahora se pone en cuestión? De hecho, no me refiero a movimientos sociales contra el proceso de integración internacional. Más bien, las trabas a nivel político que todos percibimos. De forma sutil, en algunos casos. No tanto en otros. Desde riesgos hacia un mayor proteccionismo como los obstáculos para seguir avanzando en la liberalización comercial internacional. También la integración financiera internacional no está en su mejor momento, algo que todos percibimos. Incluso en la zona Euro, donde la consolidación bancaria sigue un proceso lento. Sí se ha avanzado en la consolidación fiscal, lucha contra evasión fiscal. Pero más bien por la presión de los medios que por una decidida coordinación política a nivel internacional. Y en esta llegó Trump, con la guadaña y su exaltación del proteccionismo puro y duro...", me dice un estratega bancario, que añade:
"Explicar la globalización no parece complicado: las economías emergentes o en desarrollo reciben inversión financiera y tecnológica del exterior cuando las desarrolladas se benefician tanto por mayor rentabilidad como por un aumento de la demanda mundial. Todos se benefician, aunque esto obliga a ajustes (políticos, económicos, sociales) de una parte de los países desarrollados y en desarrollados. ¿Cuál es el problema? cuando, estos ajustes son demasiado fuertes con un coste político y social difícil de asumir a corto plazo pese a las ventajas y beneficios a medio plazo que conllevan. Aquí hablamos de reformas estructurales, de ajustes fiscales y de una política monetaria donde el peso internacional es significativo..." 
"De hecho, la Globalización económica y comercial durante la década de los noventa coincidió con un proceso de internacionalización financiera con evidentes claroscuros. El mero hecho de que las economías en desarrollo prestaran dinero de forma sistemática a las economías desarrolladas, ya debería habernos generado inquietud. Pero, a todo se acostumbra el ser humano. Ese exceso de deuda, financiera y económica, suponía la contrapartida de un fuerte crecimiento del comercio mundial con pérdida demasiado rápida del sector manufacturero de las economías desarrolladas y descentralización/externalización de una parte importante de su producción de bienes y servicios. Pero, pasó desapercibida o simplemente se obvió en un contexto de felicidad generalizada como fue la Gran Moderación. El problema, la Gran Crisis, aún la estamos analizando. Aunque sí se percibe, como decía al principio, que parte de sus consecuencias es precisamente una mayor lentitud siendo benigno en la internacionalización..."
"Y ahora, con  Trump de presidente USA, la bicha del PROTECCIONISMO. La mecha la encendió Argentina hace años ¿efecto descontado? No está descontado. Desde Brasil a España y desde España a Camerún unos países acusan a otros de aplicar "tarifas" a las importaciones a través de depreciar sus monedas expandiendo la base monetaria. A China, país dado a jugar con su moneda según le conviene en cada momento, parece que sus amigos de USA le han parado los pies. Además, China está sumida en una crisis económica interna muy importante, que choca frontalmente, con la expansión que los chinos realizan fuera de China: lo mismo compran edificios enteros, que bancos o clubes de fútbol. Y a esto se añade el Brexit cuyas consecuencias aún no hemos podido devaluar, con la libra cotizando a niveles desconocidos por esta generación..."
"¿La Bolsa? Mejor no volver a mentar a la bicha del crash del 29, porque hay muchos episodios de la economía de entonces similares, idénticos a la economía de hoy":
Desde 1925 la economía americana había crecido de una forma continua, los beneficios de la bolsa eran enormes. Después de varios años de crecimiento espectacular sobreviene bruscamente una crisis en la bolsa de Nueva York, las acciones de las empresas caen en picado pues todo el mundo quiere vender para recuperar algo de lo que tenía invertido. La causa de todo esto es el crecimiento artificial de la bolsa
que no se ajusta a la realidad económica y hace de la especulación una norma. Ese desajuste entre el estado real de la economía y el de la bolsa hace que ésta explote en 1929 reduciendo a la nada el valor de la acciones y produciéndose la quiebra de las empresas al no disponer de capitales, esto genera paro, inflación......
twitter.com/moisesssromero @MoisesssRomero
Moisés Romero

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m