martes, 17 de enero de 2017

Precariado

El pasado día 9 fallecía Zygmunt Bauman , el inventor del concepto de ‘Precariado’; y ayer recibí este mail:
“Le escribo desde (nombre de una región española). Tengo 34 años, casado y padre de una niña.
Hoy me han comunicado que no me renuevan el contrato. No pasaría nada si no fuese porque es el tercer trabajo que tengo en menos de un año. Desde el año 2011 ando "a tumbos". Nunca imagine encontrarme en una situación que me impide tener un nuevo hijo o desarrollar otros proyectos. Anteriormente era ferrallista  y de estudios reglados tengo un FP2 en Automoción.


Leo muchísimos libros y he leído dos suyos también. Los libros que leo siempre tratan de economía, emprendedores y temas similares...
Provengo de una familia de nivel medio-alto pero yo he pasado al escalafón de familia de nivel medio-bajo. No paso penurias pero no progreso en la vida, sobre todo en el tema laboral.
Uno de los libros que he leído es "La movilidad social en España". El autor desglosa entre otras cosas, el origen social y la movilidad que una persona puede alcanzar en base a dicho origen.
Hoy me han despedido pero no pasará mucho tiempo hasta que llegue mi próximo despido, formo parte del "precariado" y, aunque no lo vea, estoy limitado por un techo de cristal. Sobra gente, faltan puestos de trabajo, una situación que irá a más y que me influirá directamente puesto que me encuentro en el porcentaje de los que tendrán trabajo, sí, pero de forma intermitente.
¿Qué me aconseja hacer de cara a mi formación?
¿Es tarde como creo para un reciclaje debido a mi edad?”
Mi respuesta fue:
“Tarde no es y menos hoy: hemos entrado en una fase en la que la formación y el reciclaje deben ser permanentes. La automoción tiene todo el futuro del mundo porque necesidades de movilidad, tanto de personas como de mercancías, van a continuar habiendo, sea de una forma o de otra, o sea que profundizar por ahí estaría bien. Evidentemente, el Inglés es básico, o sea que profundice también. Pero pienso que su problema no es tanto de falta de cualificación –empleos va teniendo, por lo que se considera que su actitud y su aptitud son válidas– como de falta de contactos. Ud. es contratado, pero no conserva los empleos, luego eso indica que no hay nada que haga que se considere necesaria su vinculación con quien le contrata por lo que puede ser sustituido por otro trabajador.
Marx habló de la ‘alienación’: el desgarro que sufre un trabajador que es explotado al remunerársele en niveles cercanos o por debajo del de subsistencia y al ser expropiado de la parte del producto de su trabajo que, en forma de plusvalía, pasa al burgués capitalista; hoy, así, eso no se da porque existe un exceso de oferta de trabajo y no puede emigrar ‘a América’ como antes pudo: sobra gente, si, y eso se traduce en la temporalidad y el subempleo: el precariado, y en esa sensación que Ud. experimenta de ‘no progresar’; posiblemente esa sea la nueva alienación”.
34 años. ¿Qué podrá decir una persona de menos edad?.
Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. IQS School of Management. Universidad Ramon Llull.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m