miércoles, 11 de enero de 2017

BOLSAS: Trump enseña su verdadera cara

Pocos movimientos al cierre de las bolsas europeas, en una jornada de escasas referencias macroeconómicas, y en la que los inversores han preferido esperar al desarrollo de la temporada de resultados tanto en EE.UU. como en Europa, que cogerá fuerza este próximo viernes con la publicación de las cuentas de los grandes bancos americanos, y sobre todo a la conferencia de prensa de Donald Trump.
La jornada comenzaba con el cierre alcista de las bolsas asiáticas después de un cierre mixto ayer en Wall Street. Las compañías exportadoras asiáticas se veían favorecidas por la reciente debilidad de las divisas de la zona frente al dólar.


Si hablamos de debilidad en el mercado de divisas tenemos que resaltar los nuevos mínimos históricos de la lira turca, que a pesar de la intervención del Banco Central del país sigue perdiendo posiciones frente al dólar y el euro por la incertidumbre económica y política.
Las bolsas europeas abrían con moderadas caídas (Eurostoxx 50 -0,14%, Ibex 35 -0,30%), con un bajo volumen de negociación. Como señalábamos anteriormente, los inversores preferían mantenerse al margen del mercado, al menos de hacer operaciones de importancia, a la espera que el presidente electo de EE.UU. diera su primera conferencia de prensa tras su elección. Las dudas sobre el contenido y el tono de sus palabras generaban cierta inquietud entre los gestores europeos, que han mantenido un tono de cautela durante toda la jornada.
Tras la primera hora de negociación las caídas se incrementaban al medio punto porcentual, pero el volumen seguía siendo escaso lo que sugería que las caídas eran provocadas más por desinterés comprador que por presión vendedora.
Poco después se publicaba el dato de producción industrial en el Reino Unido en noviembre, que se incrementaba un fuerte 2,1% frente el +0,8% esperado. Una referencia más que muestra que el Brexit no ha tenido por ahora ningún impacto en la economía del país.
A media mañana, con los futuros de Wall Street ligeramente en positivo, las bolsas europeas cotizaban con ligeras ganancias de posiciones. El Eurostoxx 50 subía un 0,12%. El Ibex 35 presentaba ligeras pérdidas por el mal comportamiento de los grandes bancos.
Wall Street abría la sesión prácticamente plana, aunque tras los primeros minutos de indecisión, la presión compradora empezó a incrementarse y las ganancias empezaron a imponerse en casi todos los valores del parqué estadounidense. El Dow Jones se acercaba de nuevo a la barrera de los 20.000 puntos, cuya superación, según afirmaba Bailey de FBB Capital, podría provocar un rally alcista motivado por las compras de los inversores particulares.
El último dato macro de importancia que se conocía antes del cierre europeo eran los inventarios de petróleo que superaron ampliamente las expectativas. Este hecho provocó en primer instancia ventas en el petróleo, que rápidamente fueron compensadas por la entrada de grandes fondos a niveles cercanos a los 54 dólares barril, niveles que muchos inversores piensan son apropiados para construir una posición larga en esta materia prima.
Poco más que señalar de una jornada tranquila en las bolsas europeas y en Wall Street, con subidas generalizadas en ambos mercados hasta que se inició la rueda de prensa de Donald Trump, y caídas posteriores al comprobar que su discurso seguía la tónica de la campaña electoral.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m