jueves, 15 de diciembre de 2016

“LAS OPAS llegan cuando los insiders ya han comprado. Nunca he confiado en las gangas en Bolsa…”

"La OPA de Indra sobre Tecnocom ha despertado algunos impulsos dormidos. Nunca he confiado en las gangas en Bolsa. Y menos en los valores que todo el mundo anuncia como opables. Siempre han sido un fiasco. Las OPAS llegan cuando los insiders ya han comprado. Un estudio publicado hace tiempo en The Wall Street Journal demostró que las acciones de las empresas que habían sido opadas habían subido en los días previos en una relación del 90%. A eso se le llama buen olfato. Hay, no obstante, algunos fundamentos claves que han perdurado con el paso del tiempo y que seguirán haciéndolo en el futuro. Hay que tener dinero y paciencia. No tenga prisa, que habrá más oportunidades: Desde 1929 a 1933 vimos grandes picos de sierra en los mercados de renta variable, con bajadas por ejemplo en el DJI del 45,4%-49,4%- 54,9%, y grandes rallies del 39,3%-52,2%-100,7%. Uno de aquellos rallies, de octubre 1929 a abril 1930, duró cinco meses, con subidas del 52,2%...Negar que el Gran Mercado de la Bolsa (o el Gran Casino, en que se ha convertido) carece, con frecuencia, de falta de precisión en el tiro y de una visión perfecta es censurable, porque la ceguera, la cortedad de miras, la poquedad de ánimo suelen estar presentes en ciclos depresivos como el actual ¿Implica esto que la Bolsa actual haya entrado en una fase de miopía acelerada y que se explique el porqué no ve gangas, chollos, OPAS y dividendos excelentes que la mayoría de mariachis veían, elogiaban y proponían años atrás? ¿Quién o quienes están equivocados? En nuestra gestora no consideramos que el Mercado sea idiota, miope y que no intuya las gangas y OPAS que otros ven ¿Dividendos? Dividendos de ayer no garantizan dividendos de mañana..."


"Diarios hablados, vistos y escritos nos han machacado a todos en los últimos años con un término muy manido y de sobra conocido en los ruedos bursátiles. GANGAS como reclamo para entrar de cabeza en un mercado golpeado, lacerado por los cuatro costados. En el mismo acto, se han unido prohombres de las finanzas arengando a las masas: ¡COMPREN! Pues claro ¿cómo van a tirar estos genios de la Bolsa piedras contra su propio rejado, metidos como están en la Bolsa hasta las cejas? GANGAS y ¡COMPREN! son las expresiones más peligrosas que he escuchado en los más de 40 años que me dediqué a la Bolsa. He conocido a muchos cazadores de gangas que han caído en su propia trampa, porque se han cazado a sí mismos. Las gangas, en efecto, existen en Bolsa, pero eso sólo se puede comprobar a largo plazo. La especulación a corto plazo suele comportar más fracasos que éxitos. Un dato curioso: en los últimos cinco años se han producido 10 movimientos especulativos de manera recurrente con el mismo señuelo: GANGAS y OPAS por doquier..."
"Y salta LA NOTICIA: en la masacre de los últimos años, los sabios compran en silencio. Ahora, los altavoces, de uno y otro color, con más o menos decibelios vuelven a hablar de GANGAS y de OPAs. Todos navegan en la misma dirección. Dicen que lo mejor está por llegar, que, en efecto, ahora sí hay gangas y valores a tiro de piedra..."

“En cualquier caso, estos son algunos de los cálculos que hay que realizar en coyunturas como la actual, lanzar la caña y esperar:
*Cotización inferior a 2/3 del valor contable.
*Cotización inferior a 2/3 del valor neto de su activo en el mercado.
*Crecimiento de los beneficios del 7% durante los últimos cinco años.
*Deuda total menor que el valor contable.
*Un cociente entre activos y pasivos líquidos mayor que dos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m