jueves, 15 de diciembre de 2016

Dos bomberos en un atasco: “la gente vuelve a las andadas. Vuelve a pedir crédito para todo…”

Lecciones de la vida cuando el sol se va apagando. Algún directivo despistado de Fomento midió tan mal los flujos de tráfico en la A·3 en ambas direcciones, justo a la altura de Tarancón (Cuenca), que provocó atascos kilométricos al decidir cerrar un carril para que una máquina (1) peinase el asfalto. Encabronamiento general. Coches echando humo y, en un momento, muchos motores, entre ellos el de mi coche, dejaron de rugir. Media hora para recorrer un kilómetro y algo más para salir de un embudo de apenas dos kilómetros (los operarios estaban tomando el bocadillo mañanero). A mi lado un coche pequeño de bomberos. No tienen prisa. Es buena señal. Hablan alto y con la ventanilla abierta. Tan cerca estábamos uno de otros, que escucho una conversación que me interesa. "En este país no aprenderemos nunca. Mi cuñado ha vuelto a pedir un crédito para comprarse un coche, animado por un amigo que ha solicitado una hipoteca para una segunda vivienda en el pueblo y se la han concedido", dice el que va con el brazo apoyado en la ventanilla más cercana. "¡No me jodas!", resopla el otro. "En la familia de mi mujer todo el mundo se está comprando créditos para coches. Un par de cuñados han pedido crédito para las Navidades y otros han vuelto a hipotecarse. En mi barrio ¡qué curioso! la gente está adecentando y rehabilitando sus viviendas ¡Claro! así estuvieron las playas este verano, no cabía un alfiler ¡Y qué me dices del Viaducto de la Constitución. Hace unos días estuve en Madrid y no cabía un alfiler en el centro", añade. "Nada tío, que no aprendemos. A la menor de cambio ¡zas! nos endeudadamos para lo que sea. Luego vendrán los llantos y lamentaciones", insiste el primero. Volvieron a rugir los motores. Una lentitud desesperante. Al día siguiente volví a Madrid por la misma carretera y a la misma hora. Ni rastro de nada, del caos del día anterior. Alguien tocó la trompeta, digo yo.


Conversación interesante, la de los amigos bomberos, para repasar el estado de situación de las cosas. Son datos del INE correspondientes al mes de agosto.
El número total de hipotecas sobre fincas sube en agosto un 0.2 % anual, por debajo del aumento del 6.5 % acumulado en los ocho meses.
En términos de capital prestado, la caída en agosto ha sido del 9.2 %. Sube un 11 % en el conjunto del año.
Las hipotecas sobre fincas rústicas caen en agosto un 14.8 % (-11.4 % año), cuando las de fincas urbanas suben un 1.0 % (7.5 %).
En términos de capital, descensos del 10 % (-0.8 %) para las fincas rústicas y del 9.1 % (+11.7 %) para las urbanas.
El 55 % del capital hipotecado en agosto corresponde a las hipotecas sobre vivienda, que suben un 6.4 % (13.0 %) y un 11.5 % en términos de capital (16.9 %).
El 71.7 % de las hipotecas constituidas en agosto corresponde a tipos de interés variable, cuando el 28.3 % son a tipo fijo. El 89 % del saldo de hipotecas se mantiene a tipo de interés variable.
El Euribor es la referencia más utilizada en las hipotecas a tipo de interés variable, un 92.6 % del total de nuevos contratos.
El tipo de interés medio al inicio de la hipoteca para el total de fincas es del 3.1 %, con plazo medio de 22 años. EL tipo de interés promedio en el caso de hipotecas sobre viviendas es el 3.26 %.
Por último, el número total de hipotecas con cambios en sus condiciones registrales en agosto es 10.225 con un descenso del 21.6 % anual. En el caso de las viviendas, el descenso es del 12.7 %.
El 51.5 % de las hipotecas que con cambios en sus condiciones responde a modificaciones de los tipos de interés. 

Las familias españolas vuelven a endeudarse
El crédito a las familias españolas creció en el primer semestre de 2016 un 19% respecto al mismo periodo de 2015, alcanzando una suma total de 42.026 millones de euros.
El consumo privado –tanto de empresas como de particulares– lidera el crecimiento de la economía española.
Han aumentado los plazos de financiación, entre 1 y 5 años, que representan el 48% de las nuevas operaciones registradas el primer semestre de 2016.
La renta neta disponible per cápita se encuentra en niveles similares a los de 2009 (18.828 euros per cápita). 
 


 El crédito a las familias españolas creció en el primer semestre de 2016 un 19% respecto al mismo periodo de 2015, alcanzando una suma total de 42.026 millones de euros, de acuerdo con el informe “Evolución del crédito a las familias españolas” elaborado por la consultora AIS Group, especialista en soluciones de Inteligencia Artificial para la gestión del riesgo de crédito.

Según los datos recogidos en el informe, se consolida la tendencia al alza en la concesión de créditos, tanto de vivienda como de consumo. Así, desde enero a junio de 2016 el volumen de nuevos créditos destinados a vivienda ascendía a 20.530 millones de euros, un 30% más que en el periodo anterior; mientras que las nuevas operaciones de crédito al consumo crecían un 33% hasta situarse en 12.195 millones de euros.

Este incremento en ambos segmentos apuntala el crecimiento en el crédito que ya comenzó a situarse en tasas positivas en 2013 en el caso de las operaciones de consumo y desde 2014 en el caso de los créditos inmobiliarios”, comenta José Manuel Aguirre, economista y director comercial de AIS Group. “Aunque se debe tener en cuenta –añade Aguirre- que dentro de las nuevas operaciones están consideradas las refinanciaciones de las operaciones ya existentes”.

Crecimiento del consumo y financiación a largo

Más allá del peso de las refinanciaciones en el conjunto de las nuevas operaciones, es evidente la reactivación del consumo y “es que es precisamente el consumo privado –tanto de empresas como de particulares- el que lidera el crecimiento de la economía”, añade José Manuel Aguirre.

En el caso de las familias hay un factor que favorece el aumento del consumo y es que actualmente los hogares comienzan a mostrar mejorías en las rentas disponibles. Desde el último año la renta disponible presenta una recuperación. De hecho, la renta neta disponible per cápita se encuentra en niveles incluso similares a los de 2009 (18.828 euros per cápita). Por lo que respecta a los hogares, las rentas disponibles netas han crecido en el primer semestre de 2016 un 3% respecto al mismo periodo del año anterior.

“También hemos experimentado desde mediados de 2014 una mejora en el mercado de trabajo con un aumento en la ocupación y una caída en la tasa de desempleo, lo que también explica la reactivación del consumo”,  comenta Aguirre.

Sin embargo, “es cierto que actualmente las nuevas operaciones se financian a un plazo más largo que en años previos a la crisis”, admite el economista. Mientras en 2008 el 54% de las operaciones se financiaban dentro de los primeros 12 meses, a junio de 2016 sólo el 16% de los nuevos créditos estaban dentro de esta categoría. La opción más elegida por las familias actualmente es financiar sus compras a un plazo de entre 1 y 5 años, tal como revela el 48% de las nuevas operaciones registradas el primer semestre de 2016.

twitter.com/moisesssromero @MoisesssRomero
Moisés Romero

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m