miércoles, 16 de noviembre de 2016

Al Ibex se le atragantan los emergentes. Seguimos dándoles una categoría que no tienen…”

Me lo recalca uno de mis gurús favoritos. "Los emergentes le han dado al Ibex más disgustos que alegrías. Aún está viva en mi retina la imagen de un mandatario latinoamericano ofreciendo ayuda a España, cuando lo estábamos pasando muy mal tras la quiebra de Lehman, en una de esas Cumbres a los que acuden gran parte de los gobernantes latinoamericanos y en las que los Reyes de España ha tenido un papel predominante. No fue el ofrecimiento amigable de ese presidente latinoamericano lo que llamó mi atención, sino la sonrisa, con la boca abierta de par en par, al grito de ¡somos los mejores, porque lo hemos hecho muy bien y lo estamos haciendo mejor todavía! Estas proclamas de júbilo en los Mercados Emergentes se han repetido miles de veces en los últimos años. Y ello, porque Gobernantes y Bolsas no reconocen un hecho histórico incontestable: los Mercados Emergentes siempre han sido Emergentes y así seguirán, salvo que acometan medidas de rigor presupuestario y solución de diversos problemas estructurales, que perviven por los siglos de los siglos. Vean los casos de Colombia, Brasil, México, Argentina, La India, Rusia...Eso es lo que distingue a los Mercados Emergentes de los No Emergentes..."


"Desde mi experiencia de más de 50 años en los mercados financieros hay factores, que afloran Crisis tras Crisis en los Emergentes, pero que muchos actores en los mercados parecen haber olvidado:
1. la sobreinversión en estos mercados durante los momentos más álgidos de la Crisis en las economías desarrolladas, por el flujo desproporcionado del dinero de unos mercados (desarrollados) a éstos
2. los problemas estructurales de muchos de estos países gestados en buena parte por unas excesivas condiciones financieras expansivas y por un obligado cambio de modelo de crecimiento. Una situación crónica y sin que nada ni nadie parezca estar dispuesto a remediar
3. la iliquidez de fondo de estos mercados que puede acentuar la inestabilidad. O lo que es lo mismo, no queda títere con cabeza cuando el dinero se va..."
"¿Ya nadie recuerda la Crisis Asiática? ¿El efecto tequila, samba y tango en anteriores crisis de los emergentes? ¿Nadie se acuerda de la Crisis Rusa? Y lo que es peor ¿Se ha mejorado algo desde entonces?..."
"Cuando llegó la Crisis heredada de la quiebra de Lehman, estas economías recibieron en promedio inversiones netas privadas del exterior en promedio de 10/12 billones $ entre 2010/2013 frente a flujos de 200/800.000 millones de dólares desde mediados de los noventa y el inicio de la Gran Recesión. Es cierto que el 80 % de estas inversiones fueron directas, insensibles en buena parte a la inestabilidad financiera internacional (si es limitada en magnitud y tiempo) ¿Qué ha quedado de todo esa masa de dinero? Humo, sólo humo..."
"Este fenómeno, como en ciclos anteriores, ha acentuado los problemas estructurales de muchas de estas economías. India, Turquía, Brasil, Indonesia, Sudáfrica...grandes países en diferentes continentes que fueron clave para hablar de una inestabilidad generalizada entre las economías emergentes. ¿Factores comunes? Inflación en un mundo amenazado por la deflación, elevado déficit corriente cuando las condiciones de financiación se deterioran, tensiones sociales y políticas larvadas lentamente en el pasado que afloran ahora ante un empeoramiento de las perspectivas económicas. De forma más reciente, podemos hablar también del elevado endeudamiento privado en China y los indicios de desaceleración de su economía ante las restricciones de política económica impuestas por sus autoridades en los últimos años..."
"Olvidadiza y repitiendo errores. La Bolsa es terca como una mula y siempre sorprende con su amnesia. La Bolsa pierde la memoria con facilidad. También suele mirar para otra parte. Lo que sucede en la actualidad en Latinoamérica y otras zonas emergentes no es nuevo. Tampoco, que el fenómeno es un gran problema para la Bolsa española. Que más del 70% de la Bolsa española está expuesta en Latinoamérica es algo que a estas alturas deberían saber la mayoría de actores que compran y venden acciones en Bolsa; que el mercado nacional sufrió hace años tremendos varapalos a raíz de crisis en la zona como la del tequilazo, el efecto samba o el efecto tango, es algo que conviene repasar. Que gran parte de los beneficios de las empresas emblemáticas de la Bolsa española proceden de latinoamérica es algo que está escrito con mayúsculas. Los mercados, no obstante, se comportan de manera terca y reaccionan tarde y con fuerza, justo cuando los sucesos ya se han producido o nos han caído encima..."
"Los mejores especialistas recuerdan a sus clientes desde hace años que gran parte de Latinoamérica es un polvorín social, político y económico, y que los sucesivos procesos electorales han cambiado las reglas de juego a peor. Uno de los principales problemas que se advierte en la zona, y así lo han reflejado presidentes de otras tantas compañías emblemáticas del Ibex, es la inseguridad jurídica, de tal modo que lo que hoy es válido con este Gobierno mañana no lo es con el cambio de color político..."
"Una vez más, los grandes estrategas internacionales, que son pocos, miran de reojo las evoluciones del Ibex y su grado de sensibilidad a los acontecimientos políticos, sociales y económicos que se prodigan en Latinoamérica tras la victoria de Trump. La inmadurez de los sistemas sociales, políticos y económicos y la gran sensibilidad de las monedas a las corrientes internacionales vuelven a estar en el punto de mira, ahora que la mayoría ha apostado por sacar su dinero (o mejor dicho, el dinero de sus clientes) en Latinoamérica. Lo que muchos se preguntarán, una vez más, es si Latinoamérica satisfará en el futuro las cuentas esperadas por la mayor parte de las empresas españolas que invierten y negocian en la zona como lo han hecho en los tres últimos años ¿Acaso nadie recuerda los despropósitos anteriores?..."
twitter.com/moisesssromero @MoisesssRomero
Moisés Romero

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m