martes, 18 de octubre de 2016

Golf GTi

Este año se conmemora el 40 aniversario del Golf GTi, un mito que abrió la puerta a una nueva categoría de vehículos. El suplemento Motor de El País del Sábado 9 de Julio publicaba un reportaje conmemorativo al que vale la pena echar una ojeada.
El primer Golf GTi es de 1976. Rendía 110 CV pero como pesaba 810 Kg permitía alcanzar 180 Km/h, y como llevaba suspensiones bajas y llantas anchas daba una maniobrabilidad enorme. El último Golf GTi, el modelo que más prestaciones ofrece, es un pepino que entrega 310 CV, que pesa 1.285 Kg y que permite alcanzar los 265 Km/h. Vayamos a lo económico.
Un amigo me ha pasado los precios. Aquel primer Golf costaba en Suiza, en 1977, 15.790 CHF, y el último cuesta hoy 47.700 CHF. ¿Son comparables / equivalentes ambos precios?


El precio en francos del 2016 de aquel primer GTi sería de 30.983; y en francos de 1977, el precio del GTi de hoy hubiera sido 23.305, aunque esta última cifra tiene poco sentido porque si en 1977 hubiera aparecido el Golf GTi del 2016 hubiera sido considerado un OVNI y hubiese sido objeto de confiscación militar.
Por otra parte el PIB per cápita suizo ha pasado de los 17.675 dólares internacionales en 1977 a los 58.731 en el 2015. Pero expresado en dólares del 2016, aquel PIB pc de 1977 equivaldría a 34.681 dólares, por lo que, desde 1977 y de media, el PIB pc ha experimentado un aumento real de 24.050 dólares.
Juntemos todo.
En Suiza, el Golf GTi del 2016 es el 54% más caro que el de 1977 en francos del 2016, pero el PIB pc es el 69% mayor de lo que debería ser contemplando tan sólo el aspecto monetario debido a que la productividad en Suiza ha crecido en estos años más que los precios.
Tras todas estas consideraciones la pregunta: ¿es un Golf GTi del 2016 el 54% mejor de lo que sería hoy el Golf GTi de 1977?. Prácticamente todo el mundo respondería afirmativamente, pero … pienso que el concepto de ‘mejor’ es relativo: mejor, ¿para qué?.
¿Cuántas personas hoy poseedoras de un Golf GTi que rinde 310 CV son capaces de exprimir las posibilidades de ese automóvil? Y me olvido de los radares y me centro exclusivamente en llevarlo utilizando adecuadamente sus numerosas capacidades. La respuesta es que muy pocas. Entonces, si un poseedor de un Golf GTi habitualmente lo conduce a menos del 15% de como conduciría hoy un Golf GTi de 1977, y no me refiero sólo a velocidad, naturalmente, está perdiendo dinero porque le sobraría con un Golf GTi de 1977. Dirán que eso es teçorico y que pasa en Suiza, ya, pero pienso que es bastante extrapolable.
Hoy, por precio, un auto ofrece mucho más de lo que ofrecía un auto ‘equivalente’ hace 30 o 40 años, pero todo eso, ¿se utiliza en la carretera o se utiliza para presumir? Si es lo segundo es totalmente ineficiente. (Al margen de que hay otras cosas: para cambiar una luz trasera en un auto en 1977 bastaba un destornillador, hoy es necesario hacer un master; ya no digamos cambiar el aceite, o un filtro). Otro día podríamos hablar del mantenimiento y de sus precios, en 1977 y hoy.
(Por si les interesa: ya se rumorea sobre un GTi de 400 CV e incluso de 450).
Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. IQS School of Management. Universidad Ramon Llull.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m