martes, 11 de octubre de 2016

BANCOS, llega la segunda Reconversión del sector, como antes fue la siderúrgica, la naval y otras…

Un artículo sin palabras añadidas. Fácil extraer conclusiones¿Qué fue la Reconversión Industrial en España? De Manera muy sucinta: Conjunto de medidas de política económica emprendidas en España a comienzos de 1980 para reflotar las empresas en crisis de determinados sectores, cuyas basefueron puestas por los Pactos de la Moncloa suscritos en 1978 por las principales fuerzas políticas del país. La reconversión industrial ha supuesto recortes drásticos de la capacidad productiva y el grado de ocupación de muchas de las industrias tradicionales, para adaptarlas a la nueva situación de la división internacional del trabajo que siguió a la crisis económica de 1970. Las medidas de política económica dictadas en 1981, encaminadas a facilitar la reconversión de las empresas de los sectores en crisisfueron completadas a partir de 1983 con otras dirigidas a impulsar la reindustrialización. (En inglés: industrial restructuring ) Adopción de medidas de política económica para intentar ayudar a que converjan la oferta y la demanda en el mercado en los sectores en crisis. Estas medidas se tomaron en España en 1981, con retraso respecto a los restantes países industrializados de Europa, y supusieron recortes importantes en la capacidad productiva de las empresas de los sectores más tradicionales en crisis (naval, siderurgia, etc.), para lo que se intentó canalizar la producción hacia otras nuevas ramas industriales con mejores expectativas.
LLEGA LA RECONVERSIÓN BANCARIA:


El exceso de bancos en Europa merma su rentabilidad (Draghi): El Banco Central Europeo (BCE) prevé que la situación actual de bajos tipos de interés se mantendrá durante un "tiempo largo", ya que aunque la recuperación económica continuará, por ahora sigue siendo "frágil", y aboga por la creación de bancos transfronterizos.
Así lo ha señalado el economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), Peter Praet, durante su intervención en el VII Encuentro Financiero organizado por Expansión y KPMG, en la que ha valorado el "increíble proceso de recuperación" de la economía española desde el pico más alto de la crisis.
Praet ha repasado las intervenciones del organismo monetario europeo, con el inicio de apoyo de liquidez y la política de ajuste monetario, lo que ha contribuido a que el sistema bancario sea hoy "mucho más resistente" que en los años de la crisis, también en "resistencia y liquidez".
Asimismo, ha indicado que la política monetaria no se transmite a la política real, tal y como se ha demostrado en "muchos episodios" de cambios en los tipos de interés que no han afectado "realmente" a la economía real, puesto que "ni pymes ni hogares lo notaban". "Ahora podemos ver que las condiciones de préstamos se han normalizado, el entorno sigue siendo difícil pero no se puede comparar con la situación de hace unos años", ha agregado Praet, quien ha puesto como ejemplo a España en este punto.
Como aspecto negativo actual Praet se ha referido a la rentabilidad del sector bancario que es "demasiado débil", siendo el ROE "mucho más bajo" que el coste de capital y situándose el precio contable en niveles de casi el año 2005.
En esta línea, Praet ha afirmado que las autoridades europeas siguen intentando mejorar la situación general de la economía, cuya recuperación "no es muy alta y sigue siendo frágil", pero avanza "poco a poco" y desde el BCE estiman que "seguirá mejorando".
POSIBLE "FENÓMENO SISTÉMICO" DE TIPOS BAJOS
Sin embargo, ha matizado que en la medida en que los tipos de interés tan bajos persistan, "más retos va a tener el sector bancario", lo que también puede llegar a afectar a los bancos centrales porque "si se mantienen unos valores bajos pueden convertirse en un fenómeno sistémico".
En esta línea, ha advertido de que la "nueva resistencia" del sector bancario solo se puede mantener si está acompañado de un "mejor desempeño bancario", de lo contrario "habrá problemas para generar capital de forma orgánica y para obtener valores y que puedan seguir dando préstamos y afectando a la economía real".
En cualquier caso, ha pronosticado que la situación actual de bajos tipos de interés se mantendrá durante un "tiempo largo", ya que "si la economía no crece, tienen que ser bajos". Se trata de una estimación basada en "razones estructurales y cíclicas" y un intento de la política monetaria para que la política pueda crecer, ha apuntado.
En cuanto al perjuicio que pueda ocasionar a las entidades, Praet ha subrayado que es "responsabilidad" de los bancos al ser "su negocio", por lo que "son los que tienen que hacer frente a este contexto".
"El BCE va a acomodar su postura acomodativa durante una temporada, ese va a ser el reto para el sector bancario en los próximos años", ha añadido.
No obstante, ha valorado que haya bancos que se estén enfrentando a sus retos estructurales "en vez de esperar a que vengan tiempos de bonanza". "Durante la reestructuración se ha intentado fomentar que se subiesen los tipos de interés para que les fuese mejor, pero hay que ser realista: el contexto no favorece eso", ha apostillado.
UNIÓN BANCARIA Y PRIORIDADES
Eso sí, el economista jefe del BCE ha destacado que las autoridades públicas también tienen que desempeñar su papel y facilitar el proceso de ajuste proporcionando "certeza" y "certidumbre regulatoria", y ha recalcado la importancia de los bancos para "transmitir la política monetaria".
Por ello, ha insistido en que las autoridades no pueden quedarse solo con una "actitud benévola", sino "crear un entorno positivo y robusto", para lo que ha marcado como prioridades mejorar el entorno regulatorio y las regulaciones de capital, ya que "no se ha solucionado aún y hay grandes diferencias entre regiones".
De igual forma, ha hecho hincapié en la importancia de completar la Unión Bancaria en un futuro "no muy distante", en contexto en el que se ha avanzado "mucho" con el mecanismo de resolución única, pero en el que todavía hay una "incapacidad" de decir cuándo se podrá completar la unión ni los pasos a dar una vez finalice el proceso.
Por ello, ha abogado que se cree una "hoja de ruta" para avanzar ya que "no hay una única idea clara" sino "varios puntos de vista", de forma que se fijen unas condiciones para su adaptación en las estrategias de los bancos locales.
Por último, ha subrayado la necesidad de contar con bancos locales "fuertes" y tener "diversidad" mediante "bancos paneuropeos, transfronterizos, fuertes, necesarios para tener una política monetaria fuerte".

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m