miércoles, 3 de agosto de 2016

BANCO POPULAR, en el centro de la diana. El mercado especula con nuevo presidente

"Ha sido el banco español, que peor ha salido en la foto de las pruebas de tensión. Antes se puso la venda: el viernes pasado, horas antes de conocerse las mencionadas pruebas, nombró a Pedro Larena Landeta nuevo consejero delegado de la entidad en sustitución de Francisco Gómez, que cesa en su cargo y como miembro del consejo. Se supo, además, que el banco ha cerrado el primer semestre del año con un resultado neto de 94 millones de euros, un 50% menos. El negocio principal aportó a Banco Popular 577 millones de euros entre enero y junio, lo que supone una caída del 18,9%. La entidad destacó "el efecto negativo que han tenido la eliminación de las clausulas suelo" además de "la contribución al Fondo de Resolución Única del mes de junio". Ambos efectos han tenido un impacto conjunto de 96 millones de euros, explica el grupo en un comunicado enviado a la CNMV. El margen de intereses cae un 6,9% hasta los 1.122 millones de euros, mientras que el margen bruto baja un 15,2% hasta los 1.634 millones. Banco Popular sigue en el centro de la diana y el mercado especula, sin ambages, con un cambio inmediato en la presidencia. Es lo que toca. Como escribe Agustín Marco en el Confidencial Las familias históricas del Banco Popular y del Opus Dei entran en quiebra técnica y antes El Popular de Ron: caída del 96% en bolsa y del 81,5% del beneficio en una década", dice el analista jefe de una sociedad de Bolsa.


En lacartadelabolsa escribimos antes lo siguiente: 
28-9-12 escribí lo que sigue: "Si muchos bolsistas y ahorradores de los que ya se ha ido a la Otra Vida volvieran a este viejo salón de operaciones de la Bolsa de Madrid no darían crédito a muchas cosas, claro está, pero estoy seguro de que se quedarían aterrorizados con el comportamiento del Banco Popular en los últimos diez años. Fue un valor emblemático de la Bolsa española, durante varias décadas. Eso lo puede observar todo el mundo en un gráfico largo. Banco con magníficos retornos y rentabilidades anuales aseguradas. Banco líder en la Bolsa española, un año sí y otro, también. Una mina de oro, una gran herencia para hijos y nietos de bolsistas. Pero todo se fue al garete en cuestión de pocos años, cuando al banco le entró la hambruna por crecer, el contagio, ese afán desmedido de imitar a los demás...Y así, el Banco Popular, como otros bancos y cajas de ahorros de España, se metió en la ciénaga inmobiliaria. El banco Popular se metió en más charcos inmobiliarios, en casi todos, que otras entidades. La cotización ha caído a plomo y, lo que es peor, la entidad no ha logrado reconciliarse con el mercado, pese a los diferentes movimientos en su organigrama. Además, ha dejado sin un euro en el bolsillo a grandes fortunas, a un núcleo duro, que cambió de manera renuente conforme caía el precio de sus acciones en Bolsa. Sigue siendo uno de los bancos peor recomendados. Ya ha sido degradado a bono basura y ahora afronta el castigo de los nuevos test de estrés, que se conocerán hoy, aunque los test de estrés la realidad es que sirven para nada, salvo para los señalados con el dedo. Con todo, Banco Popular lucha por evitar el castigo para evitar que le impongan un rescate las autoridades", dice (decía) uno de los más viejos asiduos al salón de operaciones de la Bolsa de Madrid.
 "No hay precedentes en el Mundo Global, salvo en las repúblicas bananeras. Que el consejo de administración, que ha llevado, en este caso, a un banco, al Banco Popular, a la quiebra, siga bien calentito en sus despachos y cobrando sus sueldos millonarios, y, que los accionistas traguen sapos envenenados, sólo ocurre, en la actualidad, en la Bolsa española. En cualquier mercado civilizado hace tiempo que ya habría sido sustituido, sin indemnización, el presidente del Banco Popular y su séquito. Pero no sólo se mantiene la nómina que ha llevado al Banco Popular a la ciénaga, sino que piden dinero por todos los rincones, para evitar la nacionalización oficial y, con ello, el nuevo varapalo a la prima de riesgo española, a la Bolsa y todo lo que se mueva dentro del Reino de España. Banco Popular es el mejor exponente, entre otras cosas, de la quiebra de un sistema, que prevalece por los siglos de los siglos en el tejido financiero y empresarial española y, por derivación, el ejemplo contundente de que el Reino de España necesita una profunda revisión de sus líderes, no sólo de los líderes, políticos, sino de los financieros y empresariales ¿Para qué pide dinero el Banco Popular al pueblo, nunca mejor dicho, si siguen los mismos llevando las riendas¿ Igual sucede con el manoseado Rescate de España", me dice el analista jefe de un banco de inversión.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m