martes, 19 de julio de 2016

¿Vienen 20 años de bajas rentabilidades en Bolsa y renta fija?

En las últimas tres décadas, las Bolsas y la renta fija han vivido una era dorada. Pero los expertos de McKinsey sostienen que los mercados entraron el pasado año en un entorno de volatilidad y bajas rentabilidades que podría extenderse durante los próximos 20 años. En las últimas tres décadas, los mercados se han visto sacudidos por la peor crisis financiera desde la Gran Depresión, el estallido de la burbuja de las puntocom, la peor caída diaria de la historia de Wall Street y la crisis de los emergentes de finales de los 90. Sin embargo, en este periodo las Bolsas y la renta fija vivieron una era dorada que podría haber llegado a su fin, dejando paso a dos décadas de pobres rentabilidades. Esta es la principal conclusión de un reciente estudio de McKinsey Global Institute, que aconseja a los inversores que rebajen sus expectativas para los próximos 20 años. La firma señala que entre 1985 y 2014 la renta variable de Europa Occidental y EEUU generó una rentabilidad media anual del 7,9%, incluyendo dividendos, mientras que la renta fija generó retornos medios del 5,9% en Europa. Estas cifras, muy superiores a la media del último siglo, habrían sido posibles gracias a una serie de factores coyunturales.


En concreto, desde inicios de los 80 los mercados se habrían beneficiado de grandes catalizadores como el desplome de la inflación y los tipos de interés, que en algunos países se encontraban por encima del 10%; la incorporación de la generación del baby boom al mercado laboral; el crecimiento de las economías emergentes, liderado por China; y la mejora de la eficiencia, gracias a la automatización de fábricas y el desarrollo de la tecnología.


Sin embargo, el informe concluye que estos factores están perdiendo fuerza e incluso comenzando a revertirse. Así, los bancos centrales se están esforzando por impulsar la inflación, mientras preparan el terreno para futuras subidas de tipos. Por otra parte, el crecimiento económico se ve amenazado por el envejecimiento de la población y unos mercados emergentes que están basando sus economías en el consumo. La creciente competencia de estos países presionará a su vez los márgenes de las compañías, que ya no tienen la misma capacidad para impulsar sus beneficios mediante recortes de gastos o procesos de automatización.
Teóricamente, este periodo de bajas rentabilidades ya habría comenzado. De hecho, en el entorno actual de tipos de interés al 0%, ralentización del crecimiento y revisión a la baja de las previsiones de beneficios, las casas de análisis reconocen que es difícil encontrar un buen equilibrio rentabilidad/riesgo. 
Esto no significa que al inversor le esperen dos décadas de volatilidad extrema como la que están viviendo los mercados desde el pasado año. Desde McKinsey matizan que las rentabilidades para este periodo serán positivas, pero estarán en línea o ligeramente por debajo de su media histórica. En concreto, los expertos manejan dos posibles escenarios, en función del crecimiento económico.
En el peor escenario, con un crecimiento del PIB mundial cercano al 2,1%, leve aumento de la inflación y unos beneficios corporativos presionados por la competencia de los emergentes, la renta variable de Europa Occidental y EEUU podría generar una rentabilidad media anual del 4%-5%, frente al 6,5% medio registrado durante el último siglo. Sin embargo, las perspectivas serían peores para la renta fija, que podría generar retornos anuales medios de entre el 0% y el 1% para los próximos 20 años.
En un escenario más optimista, en el que la economía global creciese en torno al 3% y los beneficios corporativos iniciasen una recuperación, Mckinsey estima que los principales índices bursátiles podrían generar una rentabilidad media del 5,5%-6,5% durante este periodo, en línea con su media histórica. En cambio, la renta fija ofrecería rendimientos cercanos al 1%-2%. 
Por supuesto, estos cálculos se limitan a medias históricas para índices de referencia. Los ahorradores podrán seguir encontrando oportunidades, pero posiblemente deban ser más cuidadosos y selectivos a la hora de invertir.

Rentabilidad pasada y prevista frente a su media histórica

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m