domingo, 31 de julio de 2016

¿Es posible crear 2.000.000 de empleos en España en los próximos cuatro años?

Era una propuesta de uno de los partidos que concurría a las elecciones del pasado día 26 de Junio. Crear empleo. Mmmmm. Crear empleo, pero, ¿qué tipo de empleo?.
De entrada, ¿en qué sectores?. ¿Los usuales turismo, hostelería y comercio?. Sectores en su mayoría de bajo valor añadido y con una muy reducida productividad. De lo que se deduce que la inmensa mayoría los empleos que en ellos se creen tendrán una muy baja remuneración y sectores con un gran peso en la economía española. Algo tendrá ello que ver con que en España uno de cada siete personas ocupadas sea pobre, con que la denominada ‘clase baja’ haya pasado del 27% de la población en el año 2007 al 39% en el 2013, y con que uno de cada tres españoles se halle en riesgo de exclusión social.
Crear empleo, pero. ¿con qué tipo de contrato?. El 92% de los contratos firmados en Mayo del año en curso fueron temporales, lo que está vinculado a los costes laborales y al salario medio. En el año 2015 el coste laboral en España fue de 21.200 eros, mientras que en la UEM ascendió de media a 29.500 y a 51.260 en Noruega. A su vez, mientras el salario medio en España fue de 15.800 euros en la UEM fue de 21.800.


Crear empleo pero teniendo en cuenta que la tasa de actividad española, es decir la relación entre personas con edades comprendidas entre 16 y 65 años que manifiestan que desean trabajar y el total personas comprendidas entre esas edades, es del 59%, frente a una tasa de actividad del 64% en Suecia y del 65% en Dinamarca y Holanda. Crear empleo debería implicar aumentar la baja tasa de actividad española, porque si sólo se va creando empleo para absorber parte del paro existente …
Y ¿crear empleo manteniendo la reducida productividad que España tiene?. 32,1 euros generó el pasado año España en cada hora trabajada frente a los 45,6 que generó Francia o los 69,6 que generó Noruega. España está enquistada en un entorno de baja productividad, crea empleo de baja productividad y obtiene su competitividad no mejorando su productividad a base de inversión porque no compensa invertir en base al valor añadido que España produce, sino abaratando el trabajo y precarizándolo y facilitando y abaratando el despido.
Crear empleo en el marco de reducción del déficit definido por Bruselas en el que el próximo Gobierno, sea cual sea su color, va a encontrarse, un marco que le va a obligar a ‘encontrar’ 14 mM€ en el 2016 y 12 mM€ en el 2017 para cumplir con las exigencias de déficit marcadas por la Comisión Europea, 26 mM en total de los que 8 mM han de ser recortes de gasto público (de lo que se deduce que es obvio que España tiene que obtener un año más, un año que en ningún caso será gratuito). Un marco que configura una situación en la que el Sector Público en casi nada podrá contribuir a crear empleo.
A mí los dos millones de empleos me recuerda los 800.000 puestos de trabajo que en la campaña para las elecciones de 1982, el Sr. Felipe González dijo que iba a crear un Gobierno del PSOE; o la referencia a los 3.500.000 de empleos, que en la campaña de las elecciones del 2011, el Sr. Esteban González Pons dijo que un Gobierno del PP aspiraba crear.
Pienso, por tanto, que lo de estos dos millones de empleos es un señuelo, un tótem, que ha sido lanzado para distraer la atención de otras realidades, y que no, que no es posible crear esos empleos aun manteniendo conscientemente las limitaciones del mercado laboral español.
Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. IQS School of Management. Universidad Ramon Llull.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m