jueves, 14 de julio de 2016

Déficits

Hace unos días recibí un mail de un lector.
“Para que vea usted a veces cómo funcionan las cosas.
Había autonomías que podían cumplir el déficit de 0,3% inicial. Pero como el gobierno lo ha relajado al 0,7%, esas mismas autonomías, en vez de intentar cumplir el déficit inicial y acabar teniendo cuanto antes 0%, lo que hacen es empeorar su situación para terminar en el 0,7% o próximo a ello.
Y, una de ellas precisamente es Navarra, que tiene concierto económico y encima ha subido los impuestos, no sé exactamente porqué. Ahora resulta que la presión fiscal en Navarra es de las más altas de España. La incoherencia absoluta”.
Mi respuesta:


“El déficit propio de cada región no tiene sentido sin considerar su saldo interregional. Por ejemplo Asturias tiene un superávit interregional del 14%, sin ese 14% de su PIB que cada año recibe de quienes dan, ¿cómo serían sus cuentas?. O sea, que lo del 0,3% o lo del 0,7% …
El caso de Navarra es distinto. Que intente subir la presión fiscal significa que no tiene bastante con lo que ingresa por su Convenio, porque … no nos olvidemos: si Euskadi y Navarra no tienen suficiente con lo que recaudan están solas: no pueden poner la mano para que el Estado les de más. Eso es lo que olvidan quienes critican el Concierto y el Convenio. Si esos regímenes fiscales son tan ventajosos, ¿por qué no piden las regiones que los critican que se les hagan extensivos?.
Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. IQS School of Management. Universidad Ramon Llull.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m