jueves, 14 de julio de 2016

13 billones de dólares de deuda ofrecen ya tipos negativos, 2 BILLONES más que hace dos semanas

¿Quién dijo miedo? Nuevos máximos históricos en la bolsa USA. El lunesr el índice S&P500 consiguió recuperar un limitado pero suficiente +0.34% para rebasar los máximos históricos previos registrados hace 286 sesiones de contratación, concretamente el pasado día 21 de mayo de 2015. El índice bursátil por excelencia logró máximos en solitario, ha sido el único de los grandes índices USA en registrar nuevos máximos, de momento, y también acompañado de cuestionable participación y muy bajo volumen de contratación, insuficiente para confirmar o aportar solidez al hito.

El ataque a máximos es parte de la hoja de ruta que venimos defendiendo para el mercado desde hace tiempo. Una vez conseguido y analizados factores como las pautas técnicas desplegadas, datos internos, interrelación de mercados o ciclos, se abren escenarios y proyecciones de gran interés para próximas semanas ¡Cuidado con la ilusión! Sin embargo, y curiosamente, el índice no ha estado del todo sólo en su asalto a máximos históricos y en tándem con el S&P500, los bonos americanos también están logrando máximos en precio, o mínimos en rentabilidad con el 10 años cerrando en 1.33 o el 30 años -T-Bond- en 2.15%. Se trata de un comportamiento anómalo y contrario a la lógica de mercados que no debería suceder simultáneamente, de hecho nunca antes había ocurrido. Por primera vez en la historia los dos activos considerados contrarios en términos de riesgo, consiguen máximos históricos al mismo tiempo. Una incongruencia sólo explicada por la incursión decidida e histórica de las autoridades en los mercados, apuntalamiento masivo persiguiendo reflación de activos y tipos cero, que está degenerando en una distorsión completa de la valoración de riesgos, de la formación de precios de los activos y en una serie de disfunciones de gran calado y consecuencias de consideración para el futuro.
S&P500 diario
SP500 diario




E
T-BOND, semana.
T BOND semana





Desde que ganó el Brexit en el referéndum del 23 de junio, se observa un mercado nervioso y desnortado, inversores corriendo hacia las puertas “exit” -de salida- del riesgo, mientras que buscan refugio en activos considerados seguros. Una tendencia inversora que ha presionado al alza los precios de los bonos, no sólo USA, pero también y de forma inexplicable  -para muchos inversores menos avezados- ante la falta de demanda retail de los índices de acciones.
La masa de deuda global cotizando en tipos negativos ha aumentado fuertemente desde el Brexit, actualmente son ya cerca de 13 billones de dólares de deuda ofreciendo tipos negativos -NIRP- casi 2 BILLONES más que hace sólo dos semanas.
Así las cosas, los inversores globales han emigrado a la deuda USA que aún en mínimos ofrece tipos todavía en positivo y coadyuvado en el logro de la deuda USA alcanzando máximos históricos.
La deuda europea y japonesa ha entrado en una peligrosa espiral de tipos negativos que además de invitar a los grandes capitales a emigrar a USA, dificulta la actuación de los bancos centrales.
En Europa, el BCE observa el espectro de activos objeto de compra menguando cada día que pasa. De acuerdo con su propia normativa, sólo puede adquirir deuda que cotice en niveles superiores a los tipos de facilidad de depósito, actualmente en un negativo -0.40%.
Alrededor del 70% de la deuda alemana soberana ya no cumple el requisito y la de otros emisores europeos va perdiendo estatus paulatinamente. Por el lado de la deuda corporativa, el mercado europeo es estrecho comparado con el americano y no sería de extrañar que el BCE se vea obligado a sacar una nueva paloma apuntaladora de su sombrero, “whatever it takes”, con el fin de continuar aplicando los programas QE…¿ampliar el espectro de activos de deuda?, ¿compra directa de acciones?.
La coyuntura del sector bancario europeo…
ETF BANCOS EUROPA, semana
ETF BANCOS EU, semana




… lejos de mejorar aún sufre la resaca de la pasada crisis, deficientemente resuelta, y la morosidad sigue elevada mientras que el negocio básico empeora y el sentimiento hacia el sector se adentra en zona de mínimos históricos.
El caso italiano, que venimos citando como foco infeccioso  y explicando detalles de su situación desde el pasado año, entraña máximo riesgo e inquietud y está abocado a un rescate masivo.
Rescate que, de cuerdo con la normativa del Mecanismo Único de Regulación bancario europeo, debe efectuarse como mandan los cánones, es decir, haciendo que acreedores e inversores sufran en sus carteras el riesgo por ellos asumido.
Sin embargo, ahí está el dinero de las élites, entre otros, y además el Sr Renzi, presidente de Italia, intenta evitar a toda costa las condiciones y el control de las autoridades europeas bajo la hipótesis de un rescate contra los fondos del contribuyente, como por otra parte parece estar sugiriendo velada y muy recientemente el FMI:
  • “las reformas de la industria financiera son críticas para apuntalar la estabilidad y apoyar la recuperación”  
  • “el miedo por la recapitalización de los minoristas debe ser tratada adecuadamente”.
El problema se agrava al conocer que los bancos italianos, de alguna forma como hicieron los españoles con la venta fraudulenta de preferentes y otros productos, en los últimos años han vendido a sus clientes menos informados productos de deuda con el fin de esquivar la normativa y eventualmente el rescate… que hoy afrontan.
En total se estima que han colocado alrededor de 180.000 millones de euros ofreciendo como gancho mejores tipos que los depósitos tradicionales para atraer el interés inversor, tipos que no pueden pagar y perjudican aún más su situación y posibilidades de recuperación.
Las negociaciones entre las autoridades europeas e italianas se están llevando con la máxima discreción y dificultades varias, el momento económico-financiero es muy delicado y además afectado por la gestión de otro foco de gran preocupación, Brexit.
También con discreción, este fin de semana han mantenido una reunión el gobernador del Banco de Japón y el ex presidente de la FED, Sr. Bernanke. No ha habido comunicado posterior ni detalle alguno sobre las conversaciones pero ahora que el BOJ ha alcanzado unos niveles de balance obscenos y ni economía ni inflación despiertan, se especula con la posibilidad de que hayan tratado el asunto de financiar proyectos de impulso económico y fiscal con dinero del BOJ.
Recordemos que Bernanke fue quien afirmó en público que lanzaría dinero desde los helicópteros si fuese necesario (Helicopter Ben)… algo estaría proyectando! y quien comenzó con los programas QE masivos. Tales antecedentes inducen a pensar que no habrá recomendado prudencia y disciplina al Sr Kuroda, si nomás bien la forma de hacer posible la inyección de liquidez directamente al sistema
El Banco Central de Inglaterra -BOE- por su parte, también está decidiendo una nueva rebaja de tipos de interés para el próximo futuro, en su idea de amortiguar los efectos del Brexit e intentar esquivar la recesión económica a que está abocada la economía inglesa para próximos trimestres así como para preservar la frágil salud de su sistema bancario.
Tiempos increíbles de acciones extremas de parte de las autoridades de todo el mundo y de máximo interés inversor.
EUROSTOXX 50, 60 minutos
EUROSTOXX 60 min



Prudencia.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m