martes, 10 de mayo de 2016

Las aseguradoras ¿Peor que los bancos?

La contribución al riesgo del sistema financiero por parte del sector asegurador en las economías avanzadas se ha incrementado en los últimos años, aunque sigue siendo inferior al de la banca, en parte debido al impacto del prolongado periodo de bajos tipos de interés, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), que advierte de un posible efecto 'tsunami' en el que aseguradoras no sistémicas podrían propagar y amplificar tensiones para el sistema financiero. Este incremento se debe en gran medida a las crecientes exposiciones comunes al riesgo agregado, causadas en parte por una mayor sensibilidad a las tasas de interés entre las aseguradoras, que es poco probable que puedan cumplir su papel como intermediarios financieros frente a un 'shock' adverso, precisamente cuando tampoco pueden hacerlo otras partes del sistema financiero, apunta la institución en el capítulo III de su informe sobre la estabilidad financiera mundial (GFSR).


"Los bajos tipos de interés son una importante fuente de riesgo para las aseguradoras, especialmente para el segmento de vida", advierte la institución dirigida por Christine Lagarde, que señala cómo en las economías avanzadas los bajos beneficios y colchones de capital pueden impulsar una "búsqueda de rentabilidad".
En su análisis, la institución apunta que, además del habitual "efecto dominó" provocado por dificultades en entidades sistémicas, complejas e interconectadas, existe un riesgo de registrar un "efecto tsunami" en caso de que un sistema de aseguradoras no sistémicas atravesaran dificultades ante un 'shock' en el precio de los activos.
De este modo, la contribución al riesgo sistémico por las aseguradoras y otras firmas financieras va más allá del riesgo de contagio por el 'default' de entidades individuales.
"En la visión macroprudencial o 'tsunami', incluso las firmas solventes pueden propagar o amplificar 'shocks' al resto del sistema financiero o la economía real", apunta el FMI, que considera que el sector asegurador "podría ser un significativo contribuyente al riesgo sistémico incluso sin que hubiese ninguna entidad sistémicamente importante".
De este modo, el FMI recomienda a supervisores y reguladores aplicar un enfoque más macroprudencial al sector para que, más allá de brindar protección contra los riesgos de solvencia y contagio de las empresas a nivel individual, la supervisión pueda hacer frente al riesgo sistémico generado por las exposiciones comunes.
Entre las medidas que complementarían la promoción de políticas macroprudenciales más contundentes, el FMI señala la adopción internacional de normas de capitalización y transparencia en el sector y recomienda prestar atención a las diferencias observadas en el comportamiento de las aseguradoras más pequeñas y más débiles.
En este sentido, el análisis del FMI concluye que, incluso siendo menos sistémicas a nivel individual, conjuntamente pueden propagar sacudidas si actúan de manera similar. Además, pueden ser "demasiadas para caer", sentencia la institución.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m