viernes, 8 de abril de 2016

El cambio climático podría poner en riesgo el 16,9% de los activos financieros del planeta

Se acerca el verano y cada vez escucho más conversaciones recordando el de 2015, el año más caluroso de la historia según los datos registrados. Hay cierto “temor” a que este año puede ser aún más cálido. Y es que el calentamiento global es una realidad.
Un hecho del que por ahora solo estamos viendo sus efectos térmicos pero que tendrá enormes repercusiones financieras en el futuro. Según un nuevo estudio recientemente publicado por el Instituto de Investigación Grantham sobre el Cambio Climático y el Medio Ambiente, activos financieros por un total de 2,5 billones de dólares (millón de millones) podrían estar en riesgo por el cambio climático. Se basan en el supuesto de una subida de la temperatura promedio de 2,5º C para el año 2.100.
Pero el efecto económico puede ser aún mucho mayor. Según los autores, dada las incertidumbres inherentes en las estimaciones de riesgo, existe un 1% de probabilidad de que un calentamiento de 2,5 grados pueda poner en riesgo al 16,9% de los activos financieros globales, lo que es un total de 24 billones de dólares.
Simon Dietz, autor principal del estudio ha dicho en un comunicado de prensa que “nuestros resultados pueden sorprender a los inversores, pero no van a sorprender a muchos economistas que trabajan sobre el cambio climático, ya que los modelos económicos que se han elaborado en los últimos años han generado estimaciones cada vez más pesimistas de los impactos del calentamiento global en el crecimiento económico futuro”.
El valor de los activos financieros podría verse afectado por el cambio climático a través de una serie de factores diferentes como “eventos climáticos extremos” y una reducción de la productividad laboral y salarial.
Alex Browen, director de investigación del Instituto Grantham sobre el Cambio Climático y el Medio Ambiente, dijo a la CNBC en una entrevista: “Un buen ejemplo de cómo el cambio climático puede afectar al capital a través de los fenómenos meteorológicos extremos es a través de la destrucción de edificios y estructuras en las tormentas”.
Añadió que: “La productividad humana no parece verse afectado por temperaturas fuera de los rangos normales ya que las personas se aclimatan”.
Simon Dietz dijo: “Cuando se tiene en cuenta el impacto financiero de los esfuerzos para reducir las emisiones, todavía encontramos que es superior el valor de los activos afectados en caso de que se fracase en ese esfuerzo”.
Un gran número de países (195) acordaron tomar todas las medidas necesarias para que el calentamiento global quede muy por debajo de los dos grados centígrados.
Dietz añadió que aunque la estimación realizada por su equipo es la más completa hasta la fecha “hay enormes incertidumbres y dificultades en la realización de los modelos económicos del cambio climático, por lo que debe ser visto como una de las primeras palabras sobre el tema, no las últimas”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m