martes, 12 de abril de 2016

Cuatro gráficos que nos hacen ser pesimistas con las bolsas

En otros artículos le he señalado que existe cierta desconfianza entre los analistas e inversores profesionales en el rally que han vivido la bolsa estadounidense y las europeas desde los mínimos de febrero. Las opiniones son más negativas para Wall Street, y son muchas las casas de análisis y bancos de inversión que están aconsejando a sus clientes institucionales vender en el rebote.
La analista Ellie Ismailidou de M.W. ha recogido cuatro gráficos de un reciente informe de BoA Merrill Lynch, que muestra su visión bajista sobre los mercados en el corto plazo. Veamos:
El índice alcista/bajista de Bank of America Merrill Lynch alcanzó la semana pasada máximos de nueve meses rebotando desde un estado de “extremo bajista”. Una lectura como la actual de 4,1 indica que los inversores ya han dejado de ser bajistas, lo que por la teoría de la opinión contraria repercute de forma negativa en la evolución futura de las bolsas.


Según vemos en el siguiente gráfico también de BoA Merrill Lynch, la demanda de deuda de los mercados emergentes ha sufrido la mayor entrada de dinero en un periodo de siete semanas desde 2014. La última semana la entrada en los fondos de bonos de mercados emergentes, considerados como muy alto riesgo, se aceleró a 1.970 millones de dólares desde los 380 millones de la última semana.
La mayor apuesta por activos de riesgo es una muestra del incremento en el optimismo inversor y en su aceptación del riesgo. Esto no es positivo para la evolución de las bolsas en el corto plazo.
El siguiente gráfico muestra de nuevo el incremento por la querencia inversora por el riesgo. Los inversores están comprando bonos de alto riesgo y deuda emergente y vendiendo bonos seguros. Así se desprende de los datos de flujos de capital semanal.
Por último vemos como a pesar de este renovado optimismo inversor, los beneficios empresariales siguen estando muy penalizados. El primer trimestre del año será el tercero en el que las ganancias corporativas caigan. Se espera un descenso del 9% interanual. Excluyendo el sector de la energía la caída será del 4%
En resumen, los analistas de BoA Merrill Lynch se muestran bastante pesimistas con la evolución de las bolsas, aconsejando a sus clientes extremar la prudencia. No es un mal consejo.
fuente: http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/cuatro_graficos_que_nos_hacen_ser_pesimistas_con_las_bolsas

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m