miércoles, 27 de abril de 2016

BOLSAS: la FED genera nervios

Nervios, no a flor de piel, pero nervios. Pocos movimientos al cierre de las bolsas europeas, en una jornada muy tranquila y con los inversores a la espera de la decisión de la Reserva Federal de EE.UU. sobre política monetaria, probablemente no hará nada, y sobre todo del comunicado posterior.
La jornada comenzaba con descensos cercanos al medio punto porcentual de las bolsas asiáticas por el miedo de los inversores ante "una de las reuniones más complejas de los últimos meses", según muchos de los inversores asiáticos. Luego hablaremos más sobre esta reunión.

Antes de la apertura europea conocíamos los siguientes datos macro:
- Precios importación Alemania marzo +0,7% vs +0,3% esperado.
- Índice GfK del consumidor alemán mayo 9,7 vs 9,4 esperado.
- Índice confianza pequeños negocios Japón abril 47,8 vs 48,5 esperado.
- Índice actividad industrial Japón febrero -1,2% frente -1,3% esperado.
- Ventas minoristas España marzo 4,4% frente +3,9% anterior.
También se publicaban los resultados de:
- El Banco Santander (por encima de las previsiones)
- REE (superior a las previsiones)
- Laboratorios Rovi (en línea con nuestras estimaciones)
- Aena (superior a las previsiones)
- Iberdrola (por encima de las previsiones)
- Total (supera previsiones)
Las bolsas europeas abrían con moderadas alzas y con un bajo volumen de negociación. Tranquilidad en el mercado de divisas e importantes alzas en el petróleo por encima del punto porcentual.
Tras la primera hora de contratación, con los mercados europeos prácticamente planos, se publicaba el dato de la masa monetaria de la eurozona en marzo (+5% vs +5% esperado) y la confianza empresarial en Italia también en línea con las estimaciones.
Algo más tarde conocíamos el crecimiento del PIB del Reino Unido en el primer trimestre (+0,4% vs +0,4% esperado vs +0,6% trimestre anterior. Este dato no tuvo efecto en las bolsas.
Destacar en ese momento las alzas que estaban viviendo la rentabilidad de la deuda española ante las perspectivas de unas nuevas elecciones, que probablemente mantendrán el incierto escenario actual.
Las acciones del viejo continente se mantenían sin cambios significativos y bajo volumen de negociación hasta la apertura de Wall Street. Las caídas del mercado americano se situaban en línea con lo que descontaba el mercado en preapertura. El S&P 500 abría con un descenso moderado, en línea con lo que cotiza en estos momentos. El volumen de operaciones se mantenía bajo pues como señalábamos, los inversores de todo el mundo están a la espera del fin de la reunión de la Fed.
Pero, ¿qué podemos esperar de dicha reunión?
La Fed no tomará ninguna medida de política monetaria. Lo verdaderamente relevante vendrá en el comunicado posterior, y especialmente en su visión sobre el estado de la economía. Hay varios supuestos:
- Si la Fed hablan de que se están reduciendo los riesgos económicos y financieros, el mercado interpretará que la próxima subida de tipos es inminente. Esto provocaría caídas en la renta variable y en la renta fija.
- Si se mantiene el discurso de la reunión pasada, la reacción probablemente sea neutral aunque podamos ver volatilidad en el corto plazo.
"¿Quién querría tomar posiciones ahora sin antes saber lo que dirá el comunicado de la Fed?", nos comentaba un operador a media mañana. Y efectivamente así ha sido. El Stoxx 600 sube un 0,16%

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m