miércoles, 23 de marzo de 2016

El dinero elige nuevas rutas ¿cuáles?

El dinero no se está quieto. Los mercados sufrieron un enero agitado. Este mal comportamiento provocó un cambio muy importante en el sentimiento del inversor europeo, lo que hizo que enero se convirtiese en el peor mes para la industria de gestión de activos europea desde el taper tantrum de junio de 2013, con salidas netas por casi 33.000 millones de euros. Sorprendentemente, en contra de lo que se pudiese pensar, la clase de activo de la que más dinero salió fueron los bonos. Renta fija corporativa con grado de inversión (con 3.300 millones de euros de salidas netas), renta fija emergente (-3.000 millones), renta fija flexible (-2.900 millones), high yield americano (-2.750 millones) y high yield global (-2.700 millones) fueron las categorías de donde más dinero salió durante el primer mes del año, según datos de Broadridge, proveedor de información financiera que recientemente ha ampliado su área de negocio con la adquisición de la unidad de inteligencia competitiva de Thomson Reuters.


Su último informe muestra además hacia qué clase de activos y fondos de inversión se está yendo el dinero. Y, aquí, la tendencia hacia los fondos alternativos es muy clara. De hecho, las estrategias alternativas de renta variable fueron las que más captaciones netas registraron en enero (2.250 millones de euros, aproximadamente), seguido de las categorías de renta variable que centran su universo de inversión en la eurozona (2.200 millones), las estrategias multiactivas alternativas (1.850 millones), la renta fija suiza (1.350 millones) o las que invierten en ABS (1.130 millones). Precisamente, el fondo que más entradas netas recibió en enero fue un producto de Legg Mason Global AMque invierte en titulizaciones hipotecarias americanas, el Legg Mason Western Asset US Mortgage-Backed Securities Fund, con 725 millones de entradas netas en el mes. También recibieron fuertes entradas productos multiactivo con enfoque de retorno absoluto de J.P.Morgan AM y Standard Life Investments.
El primero es el JPM Global Macro Opportunities (634 millones), un fondo multi-activo que sigue un proceso de inversión macro fundamental, en el que el equipo gestor trata de aprovechar las oportunidades que generan las diferentes coyunturas macroeconómicas en todo el mundo, combinando estrategias tradicionales y sofisticadas. Se trata de una estrategia de retorno absoluto que podría englobarse dentro de la segunda generación de fondos mixtos, al ser un producto que trata de ir más allá de la mera combinación en un cartera de activos de renta variable y renta fija. “Es una expresión más diversificada a la que ofrece un fondo mixto tradicional, dado que utilizamos muchos más instrumentos que nos permiten construir tanto estrategias direccionales como otras más sofisticadas (de valor relativo, divisas, opciones, volatilidad…), lo que nos da acceso a mayores fuentes de rentabilidad y diversificación. También entendemos este producto como una estrategia top down pura, más líquida, transparente y barata que un hedge fund global macro”, explica James Elliot, cogestor de la estrategia junto con Shrenick Shah y Talib Sheikh.
El segundo es el SLI Global Absolute Return Strategies (GARS), producto muy conocido que durante los últimos años ha destacado por su importante volumen de captaciones, lo cual ha situado su patrimonio por encima de los 15.000 millones de euros. En enero captó algo más de 400 millones. En este caso, se trata de una estrategia de retorno absoluto con objetivo Euribor + 5% anual (en periodos de 3 años consecutivos computados mensualmente y antes de comisiones) con un nivel de volatilidad de entre el 4% y el 8%. Su criterio de selección se centra en buscar estrategias en las que esperan obtener en cada caso, rentabilidades positivas en un horizonte de inversión a 3 años y que, además, contribuyen a diversificar el riesgo de la cartera. El interés que existe por ambas estrategias no es puntual. Los dos han venido registrando entradas netas muy importantes en el último trimestre, lo que los ha situado entre los cinco productos más vendidos de Europa en este periodo. El GARS percibió captaciones entradas netas en los últimos tres meses de 1.620 millones, provenientes principalmente de Reino Unido. El fondo de J.P.Morgan AM casi 1.100 millones.
En enero, Standard Life Investments fue la única gestora con captaciones netas por encima de los 1.000 millones de euros en Europa (1.273 millones, concretamente). Le siguieron Nordea (777 millones) y Aviva Investors (720 millones). Aunque las fuertes salidas registradas durante el primer mes del año en los fondos de gestión activa afectaron a la industria, estas se vieron en parte aliviadas por las entradas netas que registraron los fondos de gestión pasiva. Hasta 5.500 millones se fueron a este tipo de estrategias, de los cuales 1.700 fueron a parar a los ETF. Esto ha hecho que, junto a las estrategias de gestión activa que más entradas netas recibieron, se puedan encontrar varios fondos de gestión pasiva. El que más captó en enero fue un ETF de bolsa europea de Lyxor, el Lyxor UCITS ETF EuroStoxx 50 (650 millones). También registró un importante volumen de entradas netas un fondo cotizado de BlackRock, en este caso una estrategia de renta variable global, el iShares Core MSCI World UCITS ETF(560 millones de euros).

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m