sábado, 9 de enero de 2016

¿Nos encontramos en la fase de capitulación en el mercado del petróleo?

El petróleo ha alcanzado niveles no vistos desde 2004, provocando con su derrumbe, y con la ayuda del mercado de valores chino, que las bolsas mundiales hayan tenido el peor inicio de ejercicio en muchos años.
Dejemos el tema chino para otros artículos, y hablemos hoy de la caída del precio del crudo. Lo primero que tendría que decir es que quizás parezca no tener sentido el hecho de que una caída de los costes energéticos pueda ser perjudicial para las economías globales. En principio no debería ser así. Más al contrario, la reducción de la factura energética tanto a individuos, empresas o estados, permitiría el incremento de la renta disponible y el aumento de la capacidad de compra global.


Ahora bien, el argumento anterior pierde fuerza cuando las caídas son tan bruscas como las sufridas por el crudo en los últimos años. Recordemos que en 2014 el barril brent cotizaba por encima de los 105 dólares. Ahora está cerca de perder los 30 dólares.
El motivo no es simplemente que estos descensos dañan gravemente las finanzas del sector energético, en el que estamos viendo un incremento significativo de las suspensiones de pagos, sino que afecta también a sectores relacionados, y de forma más preocupantes, a economías emergentes como Brasil o Rusia. Se habla que precios por debajo de 30 dólares barril durante un periodo sostenido provocaría que Rusia entrara en default. Este escenario sería altamente contagioso para el total de las economías emergentes, productoras de petróleo o no, y por consiguiente, para el conjunto de la economía global. Es fácil de entender ahora el comportamiento de las bolsas durante estas últimas semanas.
La pregunta que habría que contestar es cuáles son los motivos para esta caída tan brusca del petróleo. La analista Myra P. Saefong de MW nos da tres principales:
1. Confrontación entre Arabia Saudita e Irán
Esta razón parece un contrasentido. Históricamente un incremento de tensión en la zona venía acompañado de subidas en el precio del petróleo ante el miedo de una interrupción de la producción. Esta vez no ha sido así. ¿Por qué? Darin Newson de DTN señala que “esta tensión es diferente a lo que hemos visto en el pasado. En lugar de desatar miedos en el mercado por una interrupción del suministro, lo que teme es el aumento de producción para dañar económicamente a la otra nación confrontada. Más producción provocaría más caídas en el petróleo”.
Por otro lado, la confrontación entre ambos países aleja la posibilidad de que la OPEP llegue a un acuerdo para el recorte de producción.
2. Ralentización de la economía en China
China es el mayor importador de crudo del mundo. Sus últimos datos muestran que su sector manufacturero está pasando por dificultades reales, lo que llevará a una ralentización de la actividad y a un menor consumo energético. No se ve un repunte de la demanda de petróleo en el corto plazo, ni en China ni a nivel global, por lo que todavía no está a la vista el fin de la caída del precio del petróleo. Al menos esto es lo que creen la amplia mayoría de especialistas.
3. El sentimiento en el mercado de crudo es muy bajista.
El sentimiento en el mercado energético es tan bajista que la reciente caída en los inventarios en EE.UU. no ha sido suficiente para impulsar los precios. “La disminución de los inventarios es positivo para el mercado, pero esta se ha visto más que compensada con el continuo aumento de la producción”
Estos son los tres motivos que a juicio de Saefong están causando los recientes descensos en el mercado del petróleo. En contraposición hay tres hechos que pueden parar estas caídas y llevar los precios energéticos de nuevo al alza:
- Señales de caídas en la producción de países no OPEP (EE.UU. y Rusia principalmente).
- Deterioro de la producción de petróleo en Oriente Medio.
- Sorpresas positivas de crecimiento económico al alza.
Mi opinión personal es que nos encontramos en lo que se denomina en bolsa “capitulación”. Última fase bajista en la que los argumentos positivos son desechados, mientras que se sobrereacciona a los negativos. Estos momentos suelen ser los mejores para tomar posiciones para los inversores de largo plazo. Yo conozco a muchos e importantes que lo están haciendo ahora mismo. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m