miércoles, 9 de diciembre de 2015

Bolsas: ¡Ni idea! Pero Wall Street pinta muy feo

Ni idea, cuando no sabemos qué hacer, mejor no hacer nada. Eso sí, Wall Street pinta muy feo. Y es la que manda. Pocos movimientos al cierre de las bolsas europeas, en una sesión en la que hemos visto continuos cambios de signo muestra de la incertidumbre en la que operan ahora los inversores. Pocas referencias macroeconómicas de importancia. Bajo volumen de negociación.
La jornada comenzaba con la reacción de los inversores a las nuevas y fuertes caídas de los precios de las materias primas. El precio del petróleo alcanzaba precios no visto en los últimos siete años, lo mismo podríamos decir de otras commodities industriales y agroalimentarias. Muchos nervios por parte de los inversores ante la posibilidad que las economías que dependen de la venta de materias primas (sobre todo las emergentes), tengan serias dificultades el próximo ejercicio. Esos nervios se traducían ayer con fuertes caídas en los mercados europeos y de EE.UU. y esta mañana en los mercados asiáticos.


A esto le uníamos el mal dato de las exportaciones alemanas en el mes de octubre, que caían un inesperado -1,2% frente el -0,5% previsto. Las importaciones descendían un 3,4% frente -1,0% esperado.

Las bolsas europeas cotizaban planas en preapertura, sin embargo la apertura fue ligeramente alcista con el Eurostoxx 50 subiendo tres décimas porcentuales a 3.308 puntos y el Ibex 35 un 0,33% a 9.869 puntos.

Tras esa apertura el Banco Mundial declaraba que no espera una recuperación fuerte del precio de las materias primas durante los próximos 5 años, lo que llevó a las bolsas europeas a girarse a la baja antes de la primera hora de contratación. También afectó negativamente la revisión a la baja de las previsiones del PIB alemán realizadas por el instituto económico IFO.

La presión vendedora se fue incrementando paulatinamente en Europa, y el Eurostoxx 50 caía un 0,57% tras las primeras tres horas de negociación. A pocos minutos de la apertura de Wall Street los descensos se acercaban al 1%.

Fue la recuperación de la bolsa estadounidense tras esa apertura la que, ante la ausencia de referencias macro o microeconómicas de importancia, incrementó la presión compradora en Europa y llevó al Eurostoxx 50 nuevamente a terreno positivo. Pero ante la ausencia de dinero final, como señalábamos anteriormente, Wall Street volvía a ceder posiciones y con el las bolsas europeas.

El Eurostoxx 50 finalmente cae un 0,42% a 3.283 puntos. El Ibex 35 cierra plano en los 9.835 puntos.

En resumen, jornada sin excesivo interés tanto desde el lado macro como microeconómico, en el que el bajo volumen de operaciones finalistas ha posibilitado los continuos cambios de signo en los indicadores de valores europeos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m