jueves, 19 de noviembre de 2015

¿Por qué los gurús están vendiendo acciones a calzón quitado?

No hay tarea más compleja que la de pronosticar el futuro,en general y el futuro económico, en particular. La economía no es una ciencia exacta y los economistas son esos analistas de evolución de datos que hacen proyecciones generalmente fallidas para después explicar con brillantez los motivos de sus errores, según cuenta el refranero. Un periodo como el actual, caracterizado por la intervención total de las autoridades es, si cabe, más complicado aún lanzar previsiones con capacidad de acierto. Los libros de economía, el estudio de evolución de variables tradicionales y sus interconexiones, los análisis econométricos, la historia, etcétera… siempre ayudan a entender cada situación y también a navegar satisfactoriamente, aunque han perdido efectividad en este tipo de aguas. Las autoridades están demasiado involucradas en todo lo relacionado con la economía y finanzas y además, introducen nuevos modelos de cálculo de los datos macro, ad hoc para suavizar la realidad, de manera que hacen ineficaz el análisis de su comparativa histórica y la capacidad predictiva. 

Inflación, empleo, deuda o producto interior bruto son las principales variables de las economías pero han perdido el contacto con la realidad y reducido fiabilidad en el campo analítico.
La economía programada, por decreto, y muy intensificada desde 2008, convierte a la acción de las autoridades en variable de mayor influencia en cualquier intento predictivo.
Las autoridades sobrepasaron hace años las líneas rojas, el punto de no retorno, acumulando deudas ingentes y absorbiendo gran volumen de la basura tóxica que dejó el ciclo expansivo previo.
Hasta el momento, no consiguen alcanzar su propósito de generar demanda y crecimiento económico e inflación y a tenor de sus declaraciones, parece están para quedarse y aumentar aún más su presencia en economía y mercados si fuese necesario.
Conseguirán un desenlace del tipo “Boom o Bust”, es decir, un eventual comportamiento explosivo al alza o a la baja.
El éxito de la deriva política intervencionista adoptada por las autoridades, lejos de estar asegurado está originando la creación de severas distorsiones, núcleos de inestabilidad y riesgos que dificultan adicionalmente los estudios y previsiones económicas.
Siempre existen formas de acercarse más a la realidad de la economía y finanzas, factores y variables que descubren cierta información en ocasiones ignorada u ocultada por los medios.
Desde el análisis de los índices Big Mac, la construcción de nuevos rascacielos, o el Doctor Cobre (por cierto ayer cayendo hasta mínimos de 6 años), pasando por el indicador de la Super Bowl americana… hasta buscar correlaciones asombrosas como el tamaño de los tacones de los zapatos de mujer, altura de las faldas, el consumo de ropa interior masculina o la nacionalidad de la Miss Universo son algunas de las herramientas, vean artículo de MarketWatch.com.    
Los gurús, sin embargo, son gente con capacidad superior a la media, algunos visionarios, con contactos e información al más alto nivel y medios sofisticados que les permiten ir un paso por delante y de alguna forma adivinar el futuro con cierta aproximación. También se equivocan.
Muchos están recogiendo velas, reduciendo exposición al mercado y optando por la postura de esperar y ver, ante el riesgo de un desenlace explosivamente bajista, frente a otro moderadamente sostenido y alcista, un combinado que no agrada a los buscadores de oportunidades.
El post de ayer comentaba la decisión de W. Buffett de reducir exposición en Goldman, sorprendió leer la noticia sabiendo quién es y qué representa esa entidad financiera.
Grandes gestores de Hedge Funds, como el legendario colaborador de George Soros, Stan Druckenmiller quien ha conseguido rentabilidades medias del 30% en su fondo en el periodo 1986-2010, ha reducido la exposición de su fondo a Renta Variable en un 41%. John Burbank, de Passport Capital ha vendido un 20% de su cartera
David Einhorn fundador y gestor del prestigioso Greenlight Capital, también ha reducido peso en un 25%, hasta $5.900 millones.
David Tepper, gestor del Hedge Fund Appaloosa Management, ha reducido la exposición en un 30 por ciento hasta $2.820 millones.
Acertarán o no, de momento es importante tomar nota y no dejarse llevar por unos movimientos puntuales de las bolsas, por muy espectaculares que parezcan como el rally de octubre, teledirigidos desde distintas salas de mandos y cuya fortaleza técnica brilla por su ausencia. 
El mercado está en zona de máximos pero sólo el 29% de valores cotiza sobre su media móvil de 200 sesiones y el 47% sobre la de 50 sesiones, un dato elocuente sobre una montaña de otros que apuntan en igual dirección. Veamos por ejemplo el aspecto del Bullish Percentage Index aplicado sobre el índice más fuerte del mercado, el Nasdaq,
Antes vean la imagen del NASDAQ cotizando en máximos históricos:
NASDAQ-100 semana
NASDAQ100 semana
NASDAQ BULLISH PERCENTAGE INDEX
NAZ BPI





Cotiza sustancialmente por debajo de sus máximos de 2013, de 2014 y de marzo de este 2015, con el agravante de presentar unos indicadores y osciladores técnicos en terreno de sobre-comprados girando a la baja y habiendo generado señal de peligro.
Señal confirmada por el análisis del BPI desde la perspectiva Point&Figure, desvelando clara debilidad interna y muy baja posibilidad de asistir a un mercado alcista continuado… sin antes continuar con el proceso correctivo iniciado desde los máximos de julio.
El post de ayer presentaba breve análisis técnico del Nasdaq, incluyendo escenario más probable, niveles considerados “gatillo” que van a actuar como catalizadores del siguiente movimiento tendencial del mercado y ajuste de estrategia en marcha sugerida días atrás hasta situar el riesgo máximo de la operación en el -0.8% frente a rentabilidad objetivo superior al +20%
www.antonioiruzubieta.com  Información en cefauno@gmail.com
 Twitter: @airuzubieta

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m