lunes, 23 de noviembre de 2015

Commodities, pero no sólo

A esto añadan la evolución del Baltic Dry Index: se halla al mismo nivel que en el 2009: momento terrible. (Miren el gráfico que acompaña a este texto linkado en la edición en papel: Pág. 47: el Índice Bloomberg se halla al nivel de 1999: momento terrible). 
Pienso que el origen no se halla en la oferta de bienes: China, Corea, Japón, … demandan commodities y exportan fabricados, sino en la baja demanda ahogada por la deuda total e imposible de remontar por una capacidad de endeudamiento bajísima y por unos salarios que mayoritariamente apuntan a la baja debido a que cada vez la productividad tiende a ser mayor y la demanda de trabajo menor.


Es cierto: cuando el valor reconocido al USD aumenta (su cotización) los precios –expresados en dólares– de  las comodities bajan porque para obtener la misma cantidad de valor en dólares vendiendo un barril de crudo, por ejemplo, se necesitan percibir menos dólares o, visto desde el otro lado, para obtener la misma cantidad de petróleo hay que poner encima de la mesa una menor cantidad de dólares. Pero sucede en una situación de estabilidad en la oferta y en demanda de commodities, lo que ahora no se da.
Hoy hay una sobreoferta de commodities porque hay una subdemanda de las mismas … en una atmósfera de dólar sobre valorado debido a su papel de refugio y de medio de pago internacional. Pienso que si la FED se resiste a aumentar los tipos no es tanto pensando en la economía USA –que ya tira con el dólar como está porque el resto del mundo le siguen sosteniendo su deuda– como porque si la cotización del dólar sube aún más y la oferta de commodities sigue donde está los precios de estas aún caerán más y las economías de los productores de commodities se degradarán más aún, lo que llevará a que estas economías tengan problemas con su deuda mayoritariamente nominada en … dólares, lo que aún generaría más tensión sobre un dólar aún más artificialmente sobrevaluado. Las otras consecuencias: mayor caída del comercio internacional por nueva caída del consumo de bienes; mayor desempleo y subempleo que llevará a menores salarios.
(Ya, dirán que porqué los productores no reducen la oferta de commodities, pues porque mantener su cuota es la única vía que tienen para obtener la mayor cantidad de dólares posibles en un escenario de precios a la baja; y si el dólar se revalúa menos reducirán la oferta: ante un dólar más caro tratarán de obtener más valor en dólares vendiendo más commodities, es decir, ampliando su cuota mundial).
¿Cómo se arregla esto? Pues: 1) Llevando al dólar a su valor real: es absurdo que un país que tiene la deuda total que tiene tenga una moneda que vale lo que se dice y acepta que vale. 2) Reduciendo la oferta de commodities y regulando el mercado de las mismas. 3) Realizando compensaciones y quitas de deudas hasta alcanzar la capacidad real de pago de las mismas. 4) Limpiando el mercado de futuros y derivados de modo que su cantidad y valor se adecuen al valor de la economía que en teoría sostienen. 5) Coordinando medidas a nivel mundial lo que supone situarse por encima de las fronteras de los Estados y de las legislaciones nacionales.
¿Pura ficción?. Hoy sí, pero a medida que la situación se vaya degradando …
Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. IQS School of Management. Universidad Ramon Llull.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

m