domingo, 29 de enero de 2012

Crónicas del despilfarro: Extremadura, el paraíso donde todos aspiraban a ser funcionarios